Antes de salir de casa

Revisa que no te falte nada. Aunque suene algo tonto, es recomendable hacer un inventario, por lo menos mentalmente, de todo lo que llevas para asegurar que no te olvidas nada al volver. Asegúrate que la batería no necesite carga y trata de llevar batería extra. No olvides que el flash también lleva baterías. Chequea la tarjeta de memoria, que a la hora de tomar tus primeras fotografías no te encuentres con que está llena y tengas que borrar tus anteriores fotos sin haber hecho una copia de ellas. Recuerda que las tarjetas también se pueden estropear así que haz una foto y revísala antes de salir.