¿Cómo percibimos los colores?

La película o sensor fotográfico registra los colores reales que ingresan a través de la lente de la cámara. Pero tu cerebro, siempre está corrigiendo la luz para que se vea “normal”. Tu cerebro está compensando constantemente.


Es decir, si estás dentro de un cuarto que está iluminado con bombillas de luz, esas bombillas en realidad transmiten una luz de color marrón rojizo y los objetos blancos se grabarán en una película o sensor digital de color marrón rojizo. Sin embargo, tu cerebro corregirá esa luz y aparecerá el objeto blanco como blanco.

Lo mismo sucede en el interior de un lugar iluminado con bombillas fluorescentes. Las bombillas fluorescentes en realidad transmiten una luz de color amarillo verdoso y se registrará tal cual en la película o sensor fotográfico, pero tu cerebro corrige esa luz y la convierte en color blanco.