Configuración de la conexión a Internet

Una vez que hayas elegido un ISP y comprar el módem apropiado, puedes utilizar las instrucciones proporcionadas por tu proveedor de Internet, o las que vienen incluidas con el módem para configurar tu conexión a Internet. Dependiendo del tipo de servicio que tienes, tu ISP puede que tenga que enviar a un técnico a tu casa para activar la conexión.


Después de configurar todo, puedes abrir el navegador web y empezar a usar el Internet. Si tienes algún problema con tu conexión a Internet, puedes llamar al número de soporte técnico de tu proveedor de Internet.