La primera fotografía

"La cour du domaine du Gras" (Vista desde la ventana en Le Gras) es la fotografía más antigua que se conserva hasta hoy. Fue tomada por Joseph Nicéphore Niépce entre 1826 y 1827, desde una ventana en Saint-Loup-de-Varennes, Francia. Es considerada la primera fotografía.


Proceso fotográfico

Niépce capturó la escena con una cámara oscura enfocada en una hoja finamente cubierta con betún de Judea. El betún endureció en las zonas muy iluminadas, pero en las zonas poco iluminadas permaneció soluble y podía ser lavado con una mezcla de aceite de lavanda y petróleo blanco.

Tradicionalmente se cree que la exposición en la cámara fue de ocho horas y que por esa razón la luz del sol golpea los edificios en ambos lados pero un investigador que estudió las notas de Niépce y recreó sus procesos encontró que la exposición debe haber sido por varios días.


Historia

Niépce entregó la fotografía al botánico Franz Bauer. Posteriormente fue exhibida para el público en 1898 por última vez, antes de ser olvidada. Volvió a salir a la luz en el año 1952 de la mano del coleccionista Helmut Gernsheim.

Hoy en día, podemos encontrar esta fotografía en su versión original en la Universidad de Texas en Austin.