Soluciones simples a problemas comunes

La mayor parte del tiempo, los problemas se puede solucionar usando técnicas muy simples, como cerrar y volver a abrir un programa. Es importante intentar estas soluciones simples antes de recurrir a medidas más extremas. Si el problema no se soluciona, puedes probar otros métodos para solucionarlo.


Problema: El botón de encendido no enciende la computadora
  • Solución 1: Si el equipo no se inicia, comienza verificando el cable de alimentación para confirmar que esté bien conectada a la parte posterior de la caja del ordenador y la toma de corriente.
  • Solución 2: Si está conectado a una toma de corriente, asegúrate de que la toma de corriente esté funcionando. Para comprobar la toma, puedes conectar otro dispositivo eléctrico, como una lámpara o teléfono móvil, y ver si recibe la electricidad correctamente.
  • Solución 3: Si el equipo está conectado a un protector contra sobretensiones, asegúrate de que esté encendido. Puede que tengas que reiniciar el protector contra sobretensiones apagándolo y volviendo a encenderlo. También puedes conectar una lámpara u otro dispositivo en el protector contra sobretensiones para comprobar que esté encendido.
  • Solución 4: Si estás utilizando un ordenador portátil, y la batería no se carga. Enchufa el adaptador de CA en la toma corriente, a continuación, tratar de encender el ordenador portátil. Si aún no se inicia, es posible que tengas que esperar unos minutos antes de volver a intentarlo.


Problema: Una aplicación se está ejecutando muy lentamente
  • Solución 1: Cierra y vuelve a abrir la aplicación.
  • Solución 2: Actualiza la aplicación. Para ello, debes hacer clic en el menú Ayuda y busca una opción para comprobar si hay actualizaciones. Si no encuentras esta opción, otra idea es ejecutar una búsqueda en línea para las actualizaciones de la aplicación.


Problema: Una aplicación se congela

A veces, una aplicación puede atascarse, o quedar congelada. Cuando esto sucede, no podrás cerrar la ventana o hacer clic en ningún botón dentro de la aplicación.
  • Solución 1: Debes cerrar la aplicación a la fuerza. En un PC, puede presionar (y mantener) Ctrl + Alt + Supr (Control, Alt y Suprimir) en el teclado para abrir el Administrador de tareas. En un Mac, mantén presionado Comando + Opción + Esc. Luego, puedes seleccionar la aplicación que no responde y hacer clic en Finalizar tarea (o Forzar salida en un Mac) para cerrarla.
  • Solución 2: Reinicia el equipo. Si no puedes forzar la salida de una aplicación, reiniciar el equipo cerrará todas las aplicaciones abiertas.


Problema: Todos los programas en el ordenador funcionan más lentamente
  • Solución 1: Ejecuta el escáner de virus. Es posible que un malware que se ejecuta en segundo plano esté ralentizando las cosas.
  • Solución 2: Tu equipo puede estar quedando sin espacio en el disco duro. Trata de eliminar los archivos o programas que no necesitas.
  • Solución 3: Si estás utilizando un PC, puedes ejecutar el Desfragmentador de disco (llamado Optimizar Unidades en Windows 8). Si lo haces, se asegura que todas las piezas de cada archivo o programa se almacenan juntos en el equipo, por lo que el ordenador será capaz de acceder a ellos más rápidamente. En la mayoría de las versiones de Windows, el Desfragmentador de disco se puede encontrar en el menú Inicio. En Windows 8, se puede encontrar tecleando desfragmentar desde la pantalla de Inicio.