Velocidad de obturación

En general se mide en segundos o fracciones de segundo; 1”, 2”, 1/20, 1/60, 1/250. Una cámara réflex digital permite seleccionar entre velocidades que van desde los 30” hasta los 1/6000. La velocidad más rápida disponible en las cámaras réflex digitales a partir de 2009 es de 1/8000. Cuanto mayor es el denominador, será mucho más rápida la velocidad de obturación.

Inferior a 1/60 segundos: el obturador permanece abierto muy poco tiempo y deja pasar menos luz hacia el sensor. Con esta velocidad de obturación se consigue congelar o reducir el movimiento.




Superior a 1/60 segundos: el obturador permanece abierto más tiempo dejando pasar más luz. Con esta velocidad de obturación se consiguen imágenes movidas, dando mayor sensación de desplazamiento. Para tomar fotos en tiempos altos, es recomendable usar un trípode para evitar el movimiento de la cámara.