Cómo crear una imagen HDR


Antes de salir en tu misión de crear una imagen HDR, necesitarás un par de cosas. Para obtener los mejores resultados, esto es lo que se recomienda:

Una cámara, preferiblemente con la función de ajuste automático de la exposición (AEB). El AEB no es 100 por ciento necesario, pero sin él se tendrá que hacer los ajustes de la cámara de forma manual entre cada disparo, que: a) Aumenta las posibilidades de que muevas la cámara, y b) Toma más tiempo, lo que aumenta la probabilidad de que el sujeto se mueva o cambie de posición. Si las imágenes no se alinean, la imagen final HDR probablemente saldrá con aspecto extraño.

Un trípode u otro tipo de estabilizador. Puedes disparar con la mano si es necesario, pero es probable que tengas problemas para alinear sus imágenes más adelante, por lo que un trípode es sin duda recomendable para obtener mejores resultados. Es cierto que los programas de software determinados HDR están equipados con características de alineación de imagen, pero no siempre funcionan a la perfección, por lo general la mejor idea es tomar las medidas necesarias para garantizar un disparo estable.

Programa de fusión de fotos HDR. Hay un número de diferentes programas por ahí que va a hacer el trabajo, pero el consenso general entre la comunidad fotográfica HDR parece ser Photomatix la mejor opción. Es potente, rápido y con todas las funciones, pero esas características tienen un precio: $99 para el paquete Pro y $39 para el paquete Essentials. Obviamente, esto no es exactamente ideal si estás buscando sumergir tus pies en la piscina HDR y experimentar un poco, así que para aquellos que buscan una buena opción gratuita, se recomienda Luminance HDR. A pesar de que no cuesta un centavo, Luminance es uno de los programas de HDR más capaces y flexibles que se conoce. Estos programas son buenos para empezar, pero ten en cuenta que una vez que has cosido las imágenes juntas y tienes algo con que trabajar, no hay nada que te impida el uso de otros programas para lograr mayores efectos.

Una vez que tengas todo el equipo necesario, es el momento de salir y capturar esas impresionantes imágenes que hasta ahora sólo veías en revistas especializadas.




Back to Top