¿Cómo funciona la fotografía HDR?


En el nivel más básico, una foto HDR es realmente sólo tres fotos tomadas en diferentes niveles de exposición y luego mezcladas con un software para crear una mejor imagen. Es un poco más complicado que eso, pero no mucho más, la esencia es básicamente la misma. Generalmente, el fotógrafo toma una serie de fotos entre corchetes, es decir, las fotos del mismo tema tomadas con diferentes combinaciones de velocidad de obturación/diafragma a fin de producir un conjunto de imágenes con diferente luminosidad y profundidad de campo. Luego, con la ayuda de un software de postproducción, el fotógrafo es capaz de combinar las fotos juntas y crear una sola imagen compuesta de las partes más focalizados, bien iluminadas, y de colores de la escena. Echa un vistazo a las imágenes de abajo para ver cómo se ve:


Imagenes individuales con diferentes niveles de exposición:



Imagenes fusionadas con la técnica HDR:




Back to Top