Exposición

Hay que tener cuidado con la exposición. Justamente el encanto de una puesta de sol consiste en esa luz que procede del sol y hacia la cual apuntamos. Ya sabemos que nuestra cámara en modo automático tiende a equivocarse cuando enfocamos la luz directa, lo cual repercute en unas fotos generalmente subexpuestas.

Cuando vas a fotografiar la puesta de sol utiliza el modo manual de tu cámara, podrás ajustar la apertura de diafragma y la velocidad de obturación y obtener diferentes resultados en cada disparo.