Flash de estudio


Los fotógrafos de estudio profesionales utilizan flashes alimentados por redes especiales, por lo general se utilizan dos o más luces para lograr determinados efectos de iluminación. Las cabezas de flash de estudio se utilizan generalmente en conjunto con una serie de reflectores, difusores y otros accesorios que ayudan al fotógrafo a controlar con precisión la dirección y la aparición de la luz. Los flashes de estudio están conectados a la cámara a través de un adaptador de zapata, una unidad de flash esclavo que utiliza una célula fotoeléctrica de alta velocidad para disparar el flash secundario o en el caso de algunas cámaras profesionales modernas, a través de una conexión inalámbrica integrada.




Back to Top