Fotografia macro con cámaras réflex

Con las cámaras réflex digitales la operación de macro es algo diferente. Al seleccionar la macro, se activa una cadena diferente de configuraciones: con cualquier lente fija a la cámara y la intervención del modo, se ordena al objetivo de cerrar al mínimo la apertura. Esto permite la ampliación de la profundidad de campo y que puedas mover la cámara más cerca del sujeto obteniendo imágenes nítidas.


El disparo macro con una cámara digital compacta es fácil, pero hay que renunciar al control manual. Es necesario entender que las demandas de un aficionado en cuanto a la resolución y la calidad de color son menos estrictas que los profesionales.