Orientación del encuadre

El encuadre horizontal: Propone equilibrio y suele ser utilizado generalmente para tomar paisajes y para fotos de grupo.


El encuadre vertical: Indica fuerza, solidez y es el más conveniente para retratos. Puedes utilizarlo para tomar fotos de personas, porque son más altas que anchas.



El encuadre inclinado: Comunica dinamismo o inquietud y normalmente se utiliza como técnica para resaltar ciertas cualidades en el objeto de la fotografía.


Debemos considerar estos elementos cuando realizamos un encuadre. Cambiando la forma de enmarcar/encuadrar una fotografía, es posible hacer una extraordinaria transformación e interpretación de una situación.