Toma fotos con regularidad.

Trate de fotografiar algo todos los días. Si no puedes hacer eso, asegúrate de tomar tiempo para practicar con regularidad, para que no se te olvide lo que aprendiste.



Disfruta del proceso de aprendizaje.

La mejor parte de tener una afición como la fotografía es que uno nunca se está quedando sin cosas que aprender. Mirar todo con los ojos de un fotógrafo y verás oportunidades nunca antes pensadas. Navegar a través de sitios web como este es siempre inspirador y permanentemente podrás encontrar consejos útiles o compartir ideas y opiniones con otros fotógrafos.