Precauciones a tomar cuando te reúnes con alguien cara a cara

A medida que llegamos a conocer gente en línea, puede haber ocasiones en las que queremos conocerlas en persona, en el mundo real. Es importante tomar precauciones antes de encontrarse cara a cara con alguien de las redes sociales. Los criminales y estafadores pueden fácilmente utilizar falsas identidades y se hagan pasar por otra persona mientras están en línea con el fin de atraer a las víctimas a una reunión en persona.


Toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Protege tu identidad: No incluyas ninguna información personal o de identificación en tus perfiles o publicaciones. Tú apellido, escuela, lugar de trabajo y número de teléfono celular se pueden usar para encontrarte en persona. Además, hacer fotos o videos seguros que no revelen ninguna de esta información en el fondo.
  • Dile a alguien: Dile a alguien de confianza que estás planeando conocer a alguien que conociste en línea y dale los detalles que tienes con respecto a esta persona.
  • Investiga a la persona: Solicita el nombre completo de la persona y lleva a cabo una búsqueda para ellos en Google. Si tienes hijos, puedes considerar hacer una más amplia verificación de antecedentes antes de introducir a una persona a tu familia.
  • Reúnete en público: Deben reunirse en un lugar lleno de gente, público, como una cafetería o restaurante en un centro comercial. No elijas un lugar que visitas a menudo, ya que no te gustará encontrar a esa persona allí más adelante si las cosas salen mal. No salgan juntos del lugar o no dejes que la persona vea cuando entras en tu coche. No querrás que te siga u obtenga el número de matrícula de tu vehículo.
  • Lleva a un amigo: Si te vas a reunir con alguien para realizar una compra y/o venta, siempre lleva a un amigo y asegúrate de que se quede contigo hasta que se realice la transacción. Con citas en línea, puede que no sea conveniente traer a alguien contigo todas las veces, pero siempre es recomendable decirle a alguien la hora, el lugar y el nombre de la persona con la que te vas a reunir y luego organizar un encuentro con ellos después de la cita.
  • Repite hasta que sea seguro: Encontrarte con una persona un par de veces no es suficiente, sigue utilizando estas precauciones hasta que te sientas cómodo/a. Debes tener en cuenta que los criminales también pueden esperar hasta ganarse tu confianza. Además, evita revelar ninguna información personal y no vayas a ninguna parte a solas con una persona hasta que estés seguro/a de que puedes confiar en ella.

También puedes chatear con una persona en el teléfono antes de reunirte en persona, pero ten cuidado de bloquear tu identificador de llamadas o usar un servicio telefónico anónimo como Skype. Nunca uses tu teléfono de casa o dar tu número de teléfono, porque esta información se puede utilizar para identificarte y localizarte.


Señales de advertencia

Los siguientes consejos son para evitar meterte en problemas con personas que encuentres cara a cara.
  • Confía en tus instintos. Presta atención cuando algo no se siente bien y ve las banderas rojas y características cuestionables. ¿Se descontrola fácilmente esa persona con la que estás hablando?, ¿habla mal de otros?, ¿evita responder ciertas preguntas? Tus instintos son una buena medida de si se debe seguir con alguien o terminar las cosas de forma inmediata.
  • Tómate tu tiempo y mantén el control. En cualquier momento si te sientes incómodo/a, tienes el derecho terminar la comunicación sin ninguna necesidad de dar explicaciones. No permitas que alguien te persuada de dar pasos hacia adelante en una relación si no quieres hacerlo. Si una persona es genuina, él o ella va a entender tu necesidad de tomar las cosas con calma.
  • Terminar las cosas con alguien que nos lleva a hablar de sexo demasiado pronto o que pregunte acerca de dinero. Estas personas son casi siempre sinceras y podrían terminar estafando o dañando.
  • Evitar el consumo de alcohol antes o durante tu reunión. Se puede alterar tu capacidad para juzgar a la otra persona y a la seguridad de las circunstancias.