Angkor Wat

Angkor Wat

Angkor Wat, en la actual Camboya, formó parte de la capital del Imperio Khmer desde 802 hasta 1295, y es probablemente el monumento religioso más grande jamás construido. Construido en un período de 30 años con arenisca y laterita (un suelo denso, poroso y portador de hierro que puede extraerse como piedra), la estructura rectangular (2,800 por 3,800 pies) mira al oeste, según la creencia hindú la dirección tomada por los muertos cuando vayan a su próxima vida.

En el centro del complejo se encuentra un templo con cinco torres en forma de loto, una torre central más grande y cuatro torres circundantes más pequeñas. Representan los cinco picos del Monte Meru, la montaña donde reside un panteón de dioses hindúes y del cual, según la creencia hindú, llega toda la creación. Tres terrazas cuadradas rodean la torre central. Todo el complejo está rodeado por un foso de más de tres millas de largo y bordeado por una calzada que conduce a cuatro entradas al complejo del templo. La decoración de la calzada son esculturas que representan serpientes divinas, conocidas como nagas.

Angkor Wat fue tomada por el ejército de Cham desde el norte de Camboya en 1177, después de lo cual el complejo comenzó a caer en la ruina. Fue reclamado, pero no habitado, en 1181. Pillado por los invasores tailandeses en el siglo XV, las ruinas fueron algo reformadas y ampliadas por gobernantes posteriores de Camboya. Angkor Wat fue habitada intermitentemente por monjes budistas, y el antiguo templo hindú se convirtió posteriormente en un destino para los peregrinos budistas de todo el mundo.