Cuchillo

Cuchillo

Los implementos de corte originales utilizados por los humanos consistían en pedazos de pedernal u otra piedra que habían sido astillados para formar un borde. Tales pedazos de piedra se convirtieron en el cuchillo, una de las primeras herramientas desarrolladas por la humanidad. Eventualmente, la hoja de piedra se hizo más larga; el mango estaba envuelto en cuero para evitar cortar accidentalmente la mano; y el cuchillo fue llevado a todas partes a donde fue su dueño.

En los encuentros marciales entre tribus, la lanza, que es un cuchillo con mango largo, y el palo fueron favorecidos para mantener cierta distancia entre los combatientes. Pero cuando las cosas se hicieron cercanas y personales, el cuchillo entró en juego. Así, cuando las artes de la guerra evolucionaron y se utilizaron armas de bronce, la espada -un cuchillo grande y largo- junto con la lanza y el palo se consideraron instrumentos honorables de la guerra. El cuchillo era considerado el último recurso del caballero o la única arma del bandolero y el asesino. En la época de la caballería, los caballeros llevaban espadas y lanzas para la defensa propia, mientras que los campesinos y los parias llevaban cuchillos para protegerse. El cuchillo era una especie de arma secreta y, por lo tanto, se consideraba base para aquellos que se enfrentaban con espadas o lanzas. Hombres y mujeres de cualquier medio que usen cuchillos principalmente para cortar la comida antes de comer con los dedos. Los tenedores eran desconocidos como utensilios de mesa hasta bien entrado el siglo XVIII, y los cuchillos de mesa eran una rareza hasta casi el mismo tiempo. La gente llevaba sus propios cuchillos útiles para que siempre estuvieran preparados para cenar.

En varios sistemas de magia, desde los tiempos del sacrificio humano y animal hasta los rituales ceremoniales, el cuchillo jugó un papel extremadamente importante. Los círculos mágicos de protección que rodean al mago y el hechicero deben dibujarse con el cuchillo especial del mago, bendecido por una invocación a una deidad. En brujería, el cuchillo ceremonial se conoce como el athame.

Los cuchillos se usan en varias prácticas de adivinación simplemente al girarlos y ver hacia qué objeto, número, persona y demás apuntan los filos. Otras tradiciones creen que es mala suerte dar vueltas un cuchillo sobre la mesa, temiendo que simbolice la muerte para aquel a quien apunta.

Mientras que los magos usan su cuchillo mágico para remover sus pociones, muchas personas creen que aquellos que usan un cuchillo para remover el té, el café o la comida provocarán conflictos. Dejar caer un cuchillo mientras come, algunas personas creen, es una señal de que pronto llegará una compañía inesperada. Otros temen que dejar caer un cuchillo traerá enfermedades al hogar. Con el cuchillo desempeñando un papel tan importante e integral en el desarrollo social y espiritual de la humanidad, no es de extrañar que haya muchas supersticiones con respecto a su uso y uso indebido.