La ciudad sagrada de Allahabad

La ciudad sagrada de Allahabad

Cada año, desde el siglo VIII, los peregrinos hindúes han viajado a una de las cuatro ciudades sagradas, Hardvar, Prayag, Ujjain y Nasik, cada una ubicada en un río sagrado diferente, para buscar el perdón de los pecados mientras se bañan en las aguas sagradas. Según la mitología hindú, las cuatro ciudades se consagraron mediante las cuatro gotas del néctar de la inmortalidad que cayeron sobre ellas desde la vasija que los dioses usaban para llevar el elixir de la vida al cielo.

La antigua ciudad de Prayag, ahora conocida como Allahabad, es una ciudad de unos 900,000 habitantes ubicada en el río Ganges en el sureste de Uttar Pradesh en el norte de la India. Allahabad se llama Titharaja, "Rey de las Tithras" (Rey de las Ciudades Santas), ya que se encuentra donde se encuentran tres ríos sagrados: el Ganges, el Yamuna y el mítico Sarasvati, conocido como Sangam. (El Sarasvati, según la tradición, fluyó del Himalaya antes de transferir sus poderes mágicos al Ganges y desapareció en el desierto del norte de la India.) Se cree que el mismo acto de bañarse en la confluencia (el Triveni) otorga una triple bendición sobre el peregrino hindú.