Muérdago


El muérdago es otro amuleto natural. Por lo general, se cuelga en los hogares durante la Navidad; la costumbre de besarse bajo el muérdago se remonta a los antiguos europeos, que creían que el muérdago traía fertilidad, curación y suerte. Lo colgaron en casas y graneros. El muérdago también era sagrado para los celtas. Es una planta parásita que crece en los árboles sin formar raíces en la tierra. Esta cualidad llevó a los celtas a venerar el muérdago como una sustancia divina.

Durante muchos siglos, personas de todo el mundo han creado muchas creencias folclóricas sobre el muérdago.