Austria

Bandera de Austria.

Orientación

Identificación. Los orígenes de la actual Austria se remontan a los tiempos prehistóricos. El valle del río Danubio se pobló ya como la Edad del Paleolítico (50.000-8000). Austria fue habitada por los pueblos celtas desde la prehistoria hasta que cayó bajo el control romano en el primer siglo a.C. A finales del segundo siglo EC , pueblos como los eslavos, alemanes, hunos y bohemios comenzaron a atacar Austria. El cristianismo, que se convirtió en la religión oficial del Imperio Romano, se había establecido en la región a finales del siglo IV.

Los austriacos llaman a su país Osterreich (imperio del este). El nombre data de alrededor de 800 CE, cuando Carlomagno, emperador de los francos germánicos, tomó el control de la región, nombrándola Marzo Oriental porque estaba destinado a detener las invasiones de merodeadores desde el este. En el siglo X, el rey alemán Otto I lo nombró Ostarichi (reino oriental), del cual deriva el nombre alemán moderno, Osterreich. El nombre latino, Austria, había aparecido por el siglo XII.

Nueve provincias comprenden Austria. Debido a que el país está enclavado y rodeado por otros ocho países con culturas propias, el pueblo de cada provincia tiende a ser diferente. Rodeada de tantas otras culturas, Austria ha sido a menudo objeto de "invasiones" culturales, que son una fuente de las diferencias entre las provincias. Otra fuente de la diversidad son los Alpes, que cubren el 62 por ciento del país. Las distinciones también ocurrieron porque diferentes grupos se establecieron en Austria. Además de los celtas, romanos, asiáticos, húngaros y grupos germánicos, muchos grupos de Europa central llegaron durante la Edad Media (500-1500).

Con el advenimiento del comunismo en Europa del este, mucha gente huyó a Austria de la anterior Checoslovaquia y Hungría. A pesar de las pronunciadas diferencias provinciales, sin embargo, el pueblo de Austria está orgulloso de su país y su identidad independiente como austríacos.

Ubicación y Geografía. Situado en el sur de Europa central, Austria es un país montañoso, sin litoral, con un área de aproximadamente 32.375 millas cuadradas (83.850 kilómetros cuadrados). Comparte fronteras con Alemania, la República Checa, Eslovaquia, Hungría, Eslovenia, Italia, Suiza y Liechtenstein. Su porción occidental es una franja estrecha que se extiende entre Alemania e Italia. El Danubio, único canal navegable de Austria, fluye desde el sureste de Alemania a través del norte de Austria. Las zonas de mayor asentamiento se encuentran en el valle del Danubio y en las tierras bajas o colinas al norte, este y sur de los Alpes.

Austria se divide en nueve provincias, Vorarlberg, Tirol, Salzburgo, Alta Austria, Carintia, Estiria, Burgenland, Baja Austria y Viena, la capital y un importante puerto fluvial en el Danubio.

Los Alpes son la característica física distintiva de Austria, dominando las regiones occidental, meridional y central del país, con el punto más alto en Grossglockner, 12.457 pies (3.797 metros). Aunque los Alpes generalmente no demarcan las fronteras políticas de las provincias, a menudo son intransitables. Muchos habitantes de los valles alpinos quedaron así aislados y desarrollaron sus propios dialectos, vestido, folclore y arquitectura, y podían determinar fácilmente los orígenes de los forasteros. Los medios de comunicación modernos y la movilidad han disminuido muchas de estas distinciones.

Demografía. El recuento de población de 1998 fue 8,078,449 (2000 estimación, 8,131,111), aproximadamente el 95 por ciento de los cuales eran de origen austriaco. Otros grupos étnicos de importancia numérica incluyen eslovenos, croatas y checos. Austria tiene una de las tasas de natalidad más bajas del mundo, y gran parte de la población tiene menos de veinticinco años o más de sesenta y cinco. Alrededor del 65 por ciento de la población es urbana, la ciudad más grande de lejos es Viena (1,64 millones).

Afiliación lingüística. Austria es el único país que no es Alemania, donde el idioma oficial es el alemán, y aproximadamente el 98 por ciento de la población habla alemán o un dialecto de él. El alemán austriaco suena "más suave" del de Alemania, y los hablantes alemanes pueden discernir fácilmente la diferencia. También hay dialectos regionales de alemán, como Weinerisch, hablado en Viena. La minoría eslava de Austria, situada principalmente en el sur y el este, habla el esloveno y el croata como su primera lengua. El inglés se enseña en todas las escuelas como segunda lengua.

Simbolismo. El águila negra en el escudo de armas austríaco es el emblema nacional. La corona cívica en su cabeza representa a las clases medias de Austria; Una hoz en su talón izquierdo representa a sus granjeros; Un martillo en la derecha, sus artesanos; Y las cadenas de plata rotas que cuelgan de cada talon representan la libertad del control alemán nazi. Las barras rojas y blancas de la bandera nacional de Austria adornan su pecho. Estos representan la túnica manchada de sangre llevada por el duque Leopold V de Babenberg después de la batalla de Ptolemais en 1191. El himno nacional de Austria es "tierra de las montañas, tierra en el río."

El edelweiss, Leontopodium alpinum, una de las plantas alpinas más famosas, también está ampliamente asociado con Austria. Celebrado en El sonido de la música, el edelweiss tiene flores blancas en forma de estrella y crece en las rocas y en las grietas.


Historia y relaciones étnicas

Surgimiento de la Nación. La ubicación geográfica de Austria en la encrucijada de Europa determinó su composición histórica multiétnica. A finales del siglo IX, los eslavos y los magiares (húngaros) avanzaron hacia el oeste a lo largo del valle del río Danubio y sobrevolaron el área. Fueron derrotados por el rey alemán Otto I en la batalla del Lech en 955. Otto estableció una marcha fuerte (zona de protección) a lo largo de la frontera oriental de Alemania para mantener a las tribus al este en la bahía. Muchos colonos alemanes se asentaron en la región.

Austria emergió como una entidad política distinta en 976 cuando Otto II dio el área al noble bávaro Leopold de Babenberg, en gran parte para mantener a raya a los Magyars. Austria prosperó cultural y económicamente bajo el reinado de trescientos años de la dinastía Babenberg, que construyó grandes fortalezas y hermosos monasterios. El Danubio se convirtió en una importante ruta comercial y Viena se convirtió en la capital. El catolicismo romano y la etnia alemana se apoderaron de la zona.

Cuando el último duque de Babenberg murió sin heredero en 1246, el emperador del Sacro Imperio Romano de Habsburgo tomó el control en 1278, marcando el comienzo de la dinastía de los Habsburgo de 640 años, una de las más poderosas y dinámicas de la historia europea. Los Habsburgo tuvieron un gran éxito en la expansión de su imperio a través de matrimonios motivados políticamente. El imperio llegó a ser tan extenso que en varias ocasiones incluyó a Austria y los países circunvecinos, Italia norteña, España y sus territorios americanos, y partes de Alemania.

En el siglo XVII, Austria era el primer estado alemán y una importante potencia europea. El tema dominante de la historia de Austria durante este período era guerra, especialmente bajo amenazas del imperio del otomano durante los décimosexto y diecisiete siglos. Los otomanos lanzaron dos grandes asedios de Viena (1529 y 1683), pero ambos fracasaron y los turcos fueron repelidos al sureste de Europa.

Con la muerte de Carlos VI en 1740, su hija María Teresa (r 1740-1780) se convirtió en gobernante, aunque tuvo que luchar contra sus rivales al trono. Reinando sobre una edad de oro en la historia de Austria, María Teresa gobernó durante cuarenta años. A pesar de que perdió Silesia para los prusianos, ella -y más tarde su hijo, José II (r 1765-1790), que gobernó con ella conjuntamente a partir de 1765- presidió la transformación de Austria en un estado moderno. Estableció un control centralizado del Estado, estableció un servicio civil, introdujo la educación pública, amplió la industria y reformó el sistema militar y legal. La vida cultural de Austria también prosperó durante este período.

La agitación que acompaña a la Revolución Francesa y el ascenso de Napoleón Bonaparte al poder
Los clientes exploran las tiendas en el mercado de Navidad al aire libre en Hauptplatz en Graz.
Los clientes exploran las tiendas en el mercado de Navidad al aire libre en Hauptplatz en Graz.
El fin del Sacro Imperio Romano y también un debilitamiento de Austria. El gobierno revolucionario francés, en un esfuerzo por expandir el territorio francés, declaró la guerra a Austria en 1792 y comenzó a capturar el territorio Habsburgo. El emperador austriaco Franz II se alió con Gran Bretaña, Prusia y Rusia para luchar contra los franceses. El conflicto continuó hasta el Congreso de Viena en 1814-1815, convocado para planear un establecimiento permanente de las fronteras territoriales europeas.

El congreso creó la Confederación alemana, una unión de treinta y nueve pequeños estados alemanes con Austria en el control permanente de la presidencia. Austria también recuperó gran parte del territorio que había perdido para Napoleón.

Las disposiciones del Congreso de Viena confirmaron a Austria como la potencia europea dominante. Incluso después de que el emperador Francisco José I (1848-1916) sufrido la derrota por los prusianos en 1866, la pérdida de algunas tierras, lo que se conoció como Austria-Hungría se mantuvo un gran poder. El 12 de noviembre de 1918, al final de la Primera Guerra Mundial y después de la disolución del Imperio Habsburgo después del asesinato de su heredero, se estableció el archiduque Franz Ferdinand, un nuevo estado alemán austriaco conocido como la Primera República. Era sólo una cuarta parte del tamaño del Imperio Austro-Húngaro.

En marzo de 1938, las tropas alemanas nazis ocupaban Austria, renombrándola Ostmark y anexándola como parte de Alemania. Esta anexión fue conocida como Anschluss. Adolf Hitler reclutó a soldados austriacos en el ejército alemán hasta el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945. Después de la guerra, las fuerzas aliadas ocuparon Austria, que se dividió en cuatro zonas. Anulando el Anschluss, el 27 de abril de 1945 restablecieron una República de Austria independiente según su constitución de 1920, según enmendada en 1929. Sin embargo, hasta el Tratado de Estado de octubre de 1955, las cuatro potencias aliadas- Estados Unidos, Gran Bretaña, Y la Unión Soviética-terminan su ocupación de Austria. El estatuto de nación neutral de Austria fue incorporado a la Constitución por la Ley Constitucional Federal de Neutralidad de 26 de octubre de 1955.

Identidad nacional. Aunque Austria durante el Imperio de los Habsburgo estaba compuesta de muchos grupos étnicos, el grupo más fuerte permaneció como los alemanes, y se consideraban alemanes por la cultura a pesar de que eran leales a sus provincias. A finales de 1800, los austriacos comenzaron a apoyar el ideal nacionalista. Los alemanes en Austria-Hungría se dividieron en tres grupos políticos llamados Lager (los campamentos): los liberales alemanes, el Partido Social Demócrata de los Trabajadores y el Partido Social Cristiano. Después de la Primera Guerra Mundial, durante la Primera República de Austria, estos campos se hicieron más fuertes y más divisivos, hasta el punto de un conflicto armado en los años treinta. Después del asesinato del líder social cristiano Engelbert Dollfuss por los nazis austríacos, el Partido Social Cristiano continuó su régimen bajo la dirección de Kurt von Schuschnigg.

Después de la ocupación de Anschluss y de Allied después de la Segunda Guerra Mundial, los líderes de partido políticos austríacos discutieron maneras de reconstruir su país y de pasar por alto sus diferencias políticas. Después de las atrocidades de la guerra nazi, Austria ya no quería ser parte de Alemania, y el ascenso del comunismo en Europa Oriental hizo la democracia parlamentaria más atractiva que nunca. Sin embargo, en 1956 sólo la mitad de los austriacos se veían como una nación, mientras que el 46 por ciento todavía se identificaba con su cultura alemana. A finales de la década de 1980, casi el 80 por ciento de los austriacos adoptó su identidad como nación distinta.

Relaciones étnicas. Aunque la población austriaca es fuertemente homogénea, existen importantes minorías croatas (en Burgenland), eslovenas (en Carintia), húngaras, checas y eslovacas, y la preservación de su lengua y cultura está garantizada por el derecho constitucional de Austria. A finales del siglo XX, sin embargo, el número de austríacos que declaraban pertenecer a sus grupos étnicos se redujo en grandes porcentajes.

Desde 1945, Austria ha aceptado inmigrantes, refugiados y transmigrantes que buscan asilo político de Europa Oriental y la Unión Soviética, así como de Sudamérica, Irán, Uganda y Afganistán. Los gitanos y los judíos, que han vivido en Austria durante siglos, también son considerados grupos minoritarios. Los gitanos mantienen gran parte de su vida de libertad, y como resultado no se han convertido en una parte de la sociedad en general. Todavía existe un cierto antisemitismo en Austria, pero las actitudes cambiaron algo durante los años ochenta y noventa.

Después de la Segunda Guerra Mundial, los trabajadores llegaron del sur de Europa, del norte de África y de los Balcanes para ayudar a reconstruir el norte de Europa. Muchos todavía son considerados "trabajadores invitados", aunque ellos y sus familias han hecho casas permanentes en Austria. En 2000, los inmigrantes representaban el 9% de la población de Austria. Los conservadores políticos de Austria culpan injustamente a los inmigrantes por aceptar empleos de los austriacos nativos y por la creciente delincuencia. Muchos trabajadores extranjeros tienen trabajos mal pagados y, por lo tanto, viven en barrios más pobres de las zonas urbanas, especialmente en Viena.

Debido a la preocupación pública generalizada por los inmigrantes, el gobierno reforzó los controles de inmigración y fortaleció su patrulla fronteriza a finales de los años noventa.


Urbanismo, Arquitectura y Uso del Espacio

Aproximadamente un tercio de los austríacos viven en las cinco ciudades más grandes: Viena, Graz, Linz, Salzburgo e Innsbruck, y el resto vive en pequeñas ciudades y en el campo.

La mayoría de los habitantes urbanos viven en edificios de apartamentos de cuatro o cinco pisos, edificios de gran altura o casas unifamiliares. Muchas zonas rurales están dominadas por granjas que han estado en la familia durante cientos de años. Por lo general, hechas de piedra y madera, las casas rurales a menudo están equipadas con un campanario para anunciar las comidas a los que trabajan en los campos. Debido a los Alpes, las granjas austriacas son pequeñas y aisladas, haciendo la producción relativamente cara.

Las provincias occidentales tienen chalets de madera con techos empinados y puntiagudos, como los de Suiza, mientras que las casas del Danubio oriental exhiben más influencia eslava, con diseño simple y enyesado de estuco.

La arquitectura urbana refleja los amplios estilos arquitectónicos y los movimientos culturales han aparecido en toda la historia de Europa, incluyendo los estilos románico y gótico, los más notables en iglesias y monasterios, de la Edad Media. Otros estilos históricos importantes incluyen renacimiento, rococó, historicism, y moderno.

La iglesia, el estado y la nobleza celebraban la ascendencia de los Habsburgo con extravagancia, ejemplificada en la construcción a gran escala. La arquitectura de inspiración italiana del período barroco refleja una combinación de piedad religiosa y opulencia mundana. Los arquitectos austríacos crearon un estilo nacional distintivo, barroco austriaco, que ofreció contornos irregulares o ondulantes, uso dinámico de colores audaces y delicados, y ornamentación rica.

Viena alcanzó su aspecto moderno en la segunda mitad del siglo XIX con el surgimiento de una próspera clase media. La muralla medieval que rodeaba la ciudad fue arrasada, liberando una gran extensión de tierra que dio lugar a la colocación de la Ringstrasse, un gran bulevar que rodeaba la ciudad por tres lados (el Danubio bordeaba el cuarto). Reviviendo los antiguos estilos arquitectónicos (historicismo), los arquitectos y urbanistas erigieron edificios con una gran diversidad de estilos retrógrados, entre ellos el gótico, el alto renacimiento y el griego.

Los arquitectos a principios de 1900 optaron por la funcionalidad del modernismo, especialmente en edificios públicos y sistemas de transporte. Viena ha estado a la vanguardia en la provisión y mantenimiento de viviendas públicas. Después de la década de 1960, los arquitectos rechazaron la funcionalidad de la ilusión y el sensualismo, centrándose en la arquitectura como estructuras en las que los individuos "participan".

"Las columnas de la peste" son un tipo distintivo de monumento austriaco, erigido en plazas de la ciudad en toda la nación en agradecimiento a la Trinidad oa la Virgen María por la liberación de plagas mortales.

Muchas ciudades austríacas ofrecen una mezcla agradable del encanto del "Viejo Mundo" y de la conveniencia moderna.
Muchas ciudades austríacas ofrecen una mezcla agradable del encanto del "Viejo Mundo" y de la conveniencia moderna.


Alimentación y Economía

Comida en la vida diaria. La cocina austriaca es una de las más variadas de Europa e incluye influencias alemanas, húngaras, checas y del norte de Italia.

Un típico austriaco día comienza con un ligero desayuno de café o leche con pan y mantequilla o mermelada. La salchicha servida con la mostaza en un rollo duro es un bocado típico de la medianoche. El almuerzo suele ser la comida principal del día y consiste en sopa y un plato principal de carne de salchicha , el popular schnitzel Wiener (ternera empanizada ), pollo, carne de res, cerdo o pescado. Las verduras frescas, albóndigas, fideos, o patatas acompañan a menudo el plato principal. Una ensalada puede concluir la comida.

Los habitantes de las ciudades austríacas a menudo toman un café de media tarde en una institución nacional, el café. Parte del estilo de vida austríaco, el café sirve como lugar de encuentro y una fuente para el desayuno o un aperitivo o un almuerzo ligero. La mayoría de las cafeterías, que por lo general también sirven alcohol, tienen su propia atmósfera distintiva. La cena suele consistir en comida ligera, quizás carnes frías, queso o pescado ahumado con pan y vino o cerveza.

Economía básica. Antes de la Segunda Guerra Mundial, los agricultores austriacos produjeron el 72 por ciento de las necesidades alimentarias de la nación. Con un uso más amplio de fertilizantes comerciales, mecanización y métodos científicos, aumentaron este porcentaje a 90 a mediados de la década de 1990, aunque menos del 20 por ciento de la tierra es apta para la agricultura. Los cultivos principales son trigo y otros granos, remolacha azucarera, y patatas. Austria también cultiva una variedad de otras verduras y frutas, así como uvas para hacer vino. La mayoría de los criadores crían cerdos, ovejas y ganado lechero, de donde obtienen carne, lana, leche, queso y mantequilla.

Con el aumento de la mecanización, el número de personas empleadas en la agricultura disminuyó, ya mediados de los años noventa alrededor del 7 por ciento de la población ocupó puestos de trabajo agrícola. La mayoría de las granjas son pequeñas y son propiedad de familias. Muchas familias campesinas complementan sus ingresos alquilando habitaciones o sirviendo como guías turísticos o instructores de esquí.

Austria produce algo de petróleo y gas natural para satisfacer sus propias necesidades, además de minas de carbón, mineral de hierro, cobre, plomo, zinc, antimonio y grafito, utilizadas en la industria. Sus ríos están aprovechados para producir energía hidroeléctrica que proporciona una parte sustancial de las necesidades energéticas de la nación, con un excedente para exportar a los países vecinos. Bosques abundantes proporcionan materiales para madera, productos de papel y combustible. La conservación ha ayudado a proteger las tierras agrícolas de los deslizamientos de tierra y la erosión.

La unidad básica de la moneda de Austria es el chelín. La banca y las finanzas son también una parte importante de la economía.

Tenencia de la tierra y propiedad. El mercado inmobiliario urbano de Austria es débil, con muchas personas alquilando en lugar de comprar viviendas. La mayoría de las granjas son menos de cincuenta hectáreas (veinte hectáreas); Casi la mitad son cerca de doce acres (cinco hectáreas) o menos. Alrededor del 70 por ciento de las tierras forestales de Austria son de propiedad privada, siendo el resto propiedad de los gobiernos federal y provincial y de la Iglesia Católica Romana. La riqueza heredada es más altamente respetada que la riqueza ganada.

Actividades comerciales. Austria es muy industrializada, pero la artesanía experta también se valora y se puede encontrar en productos como artículos de cuero, cerámica, joyería, tallas de madera y vidrio soplado.

El turismo aporta una parte sustancial a la economía, especialmente las estaciones de esquí de los Alpes y las atracciones culturales de Viena y Salzburgo. Los productos agrícolas como el trigo, el maíz, el vino, los productos lácteos y la carne también se producen para la venta.

Industrias principales. La industria manufacturera es el sector más fuerte de la economía austriaca, que representa un tercio de la mano de obra y cerca del 40 por ciento del producto interno bruto. El mineral de hierro es el recurso mineral más importante de Austria, y el metal y los productos metálicos, especialmente el hierro y el acero, lideran el sector manufacturero. Los principales productos incluyen vehículos de motor, locomotoras, maquinaria pesada y equipos, electrónica personalizada y herramientas. Otros productos manufacturados principales incluyen productos químicos, petróleo, grafito, productos de madera y papel, textiles, productos de tabaco, bebidas y alimentos procesados.

Comercio. Alemania es el principal socio comercial de Austria, con Austria importando crudo, maquinaria y equipo, productos químicos y de fabricación, productos farmacéuticos y algunos alimentos. Las principales exportaciones de Austria son maquinaria y equipo, electrónica, productos de papel, ropa y textiles, metales y equipos de transporte. Austria se unió a la Unión Europea (UE) en 1995. También realiza un amplio comercio exterior con Italia, Suiza y otros países de la UE, así como con Estados Unidos, Japón y otros países asiáticos.

División del Trabajo. Los artesanos sirven como aprendices durante varios años antes de convertirse en jornaleros y, finalmente, en maestros artesanos. La agricultura se hace principalmente por las familias que poseen la tierra. Los inmigrantes de varias naciones son empleados como mano de obra no calificada y trabajadores de la industria de servicios. Los trabajos profesionales, de cuello blanco, de fábrica, y del gobierno son sostenidos principalmente por los austríacos nativos.


Estratificación social

Clases y castas. La sociedad austriaca era tradicionalmente altamente estratificada, con distinciones sociales bien definidas. A principios del siglo XIX, las tres principales clases sociales eran aristócratas, "ciudadanos", y campesinos o campesinos-siervos. A comienzos del siglo XX, quedaba una pequeña aristocracia, junto con una pequeña clase media de empresarios, una clase obrera mayor y una gran clase de campesinos (alrededor del 55 por ciento de la población). Durante el período entre la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, estas clases desarrollaron afiliaciones políticas separadas también, dividiendo a la gente en campos basados ​​en creencias en la social democracia, en la política cristiana conservadora o en el liberalismo. Estos campos se disolvieron después de la Segunda Guerra Mundial, y una creciente clase media produjo un cambio en la estructura social.

La prosperidad, la movilidad y más beneficios del gobierno a finales del siglo XX dieron como resultado un nivel de vida más alto para casi todos los austriacos. Hay más ciudadanos de clase media que cualquier otro grupo, y la educación se considera el medio para ascender. La igualdad se promueve en toda Austria, aunque los trabajadores extranjeros, los inmigrantes y los gitanos siguen siendo generalmente menos aceptados por la clase media.

Símbolos de la estratificación social. Un linaje de la familia austríaca más antigua y la riqueza heredada siguen siendo símbolos de respeto en la cultura austríaca. Los austriacos cuyas familias han vivido en el país durante varias generaciones ganan más aceptación que aquellos que son inmigrantes recientes. Los símbolos de la riqueza de hoy pueden ser un segundo hogar y más posesiones materiales, en lugar de tierras, como en siglos anteriores.


Vida política

Gobierno. Austria es una república federal basada en la democracia parlamentaria. Su constitución fue adoptada en 1920 y ha sido enmendada varias veces. El gobierno federal tiene un poder ejecutivo y un judicial. La legislatura bicameral se conoce como Bundesversammlung (Asamblea Federal). Está compuesta por la Cámara Baja del Parlamento, el Nationalrat (Consejo Nacional), integrado por representantes de los partidos políticos, y la cámara alta, el Bundesrat (Consejo Federal), que representa a las nueve provincias.

Cada una de las nueve provincias tiene un gobierno provincial que provee para el cumplimiento de las leyes y políticas federales y establece leyes sobre asuntos municipales, educación de niños pequeños, turismo y otros asuntos locales.

Liderazgo y Funcionarios Políticos. Austria tiene un presidente federal, elegido por el pueblo, que sirve como jefe de Estado. El presidente tiene el poder de nombrar al canciller y los miembros del gabinete y otros cargos del gobierno, destituir a los miembros e incluso, en raras ocasiones, disolver el nacional. Sin embargo, el poder gubernamental se basa principalmente en el canciller (primer ministro) y el gabinete, que escriben la mayoría de las leyes. A su vez, son responsables ante el Nacionalrat, que debe aprobar todas sus acciones. Los miembros del parlamento son elegidos por el pueblo.

Desde 1945 hasta 1986, dos partidos políticos importantes, el Partido Socialdemócrata de Austria (SPO) y el Partido Popular de Austria (OVP) trabajaron juntos en la gobernabilidad democrática de Austria. Sin embargo, a medida que las alianzas políticas tradicionales se rompieron a finales del siglo XX, más votantes "flotantes" hicieron posible que los candidatos de partidos políticos más pequeños obtuvieran un porcentaje más alto de los votos. Estos partidos incluyeron el controversial Partido de la Libertad de Austria (FPO), un partido derechista encabezado por el joven líder carismático Jorg Haider. Otros partidos, menos poderosos y pequeños, son el Foro Liberal y el partido ecologista, los Verdes.

En febrero de 2000, el OVP y el Partido de la Libertad formaron una coalición, haciendo que la Unión Europea impusiera sanciones contra Austria debido al supuesto racismo de Haider y las simpatías nazis. Los austriacos demostraron protestar por la injerencia de la UE en su política nacional. Haider se retiró de la fiesta, y la UE levantó sus sanciones en septiembre.

Problemas Sociales y Control. Austria ha sido tradicionalmente una nación pacífica con un bajo índice de criminalidad. La policía y la ley son respetadas, pero desde la década de 1980 algunos miembros del personal de seguridad han sido acusados ​​de conducta impropia y uso excesivo de la fuerza. En Austria se toleran una variedad de creencias políticas, y Viena ha sido durante mucho tiempo un centro de conversaciones de paz entre naciones extranjeras y un lugar de encuentro para organizaciones internacionales como la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Como resultado, la violencia y los ataques terroristas han estallado ocasionalmente contra los miembros visitantes de las naciones en conflicto, aunque la participación del ejército austriaco y la condena dura de terroristas por los tribunales austríacos han frenado tales incidentes.

Las divisiones policiales austriacas son la Policía Federal, cuya jurisdicción incluye Viena y otras zonas urbanas, y la Gendarmería, responsable de las zonas rurales y de todas las demás zonas de Austria. La Policía Estatal es una división nacional de servicios secretos.

El sistema judicial penal conoce casos de delitos y delitos menores. La cárcel y las penas de prisión tienden a no ser largas, y se hace un esfuerzo para rehabilitar a los encarcelados. Ciertos actos, como la vagancia y la prostitución, han sido descriminalizados a nivel federal, pero aún pueden ser prohibidos por los gobiernos locales.

Actividad Militar. El 26 de octubre de 1955, Austria, por ley constitucional, declaró su neutralidad permanente. Está prohibido entrar en alianzas militares, y se prohíbe a los países extranjeros establecer bases militares en suelo austriaco. Sin embargo, los militares austríacos participan en algunas misiones de paz de las Naciones Unidas en otros países.

A pesar de que sigue siendo un país neutral, Austria está dispuesta a defenderse del ataque con el Bundesheer (Ejército Federal), que tiene una fuerza aérea, pero no la marina. El servicio militar es voluntario y conscripto. Las mujeres austriacas nunca han servido en el ejército. Los objetivos principales hasta la década de 1990 fueron impedir que fuerzas externas cruzaran Austria en campañas militares contra naciones vecinas defendiendo las "zonas clave" de Austria (rutas principales de avance militar) y "zonas de seguridad de la zona". La política de seguridad austriaca se reestructuró de 1993 a 1995, bajo la Nueva Estructura del Ejército, que se centra en la resolución de las crisis fronterizas que pueden ocurrir durante la inestabilidad en las naciones vecinas, lo que resulta en una afluencia de refugiados.

Austria aceptó el estatus de observador en la Unión Europea Occidental en 1995 y participa en la Alianza para la Paz de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Es miembro de larga data de las Naciones Unidas, del Consejo de Europa y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OCSE).


Programas de Bienestar Social y Cambio

Austria cuenta con uno de los programas de bienestar social más desarrollados e inclusivos del mundo, financiados por impuestos directos e indirectos. Los beneficios incluyen pago de desempleo e invalidez, jubilación y pensiones de sobrevivientes. Seguro de salud es requerido por el estado y cubre el 99 por ciento de los austriacos. Los trabajadores pagan en estos planes, pero los pobres y los desfavorecidos reciben los mismos beneficios. Los padres reciben muchos beneficios, como los pagos mensuales de manutención por maternidad y paternidad y los pagos de manutención de niños, desde el nacimiento hasta la finalización de la educación superior. Las madres no madres y las grandes familias de bajos ingresos reciben beneficios adicionales.


Organizaciones no gubernamentales y otras asociaciones

Austria debe gran parte de su éxito a su Asociación Social, que reúne a agricultores, empleadores y empleados y sindicatos. Los sindicatos y los grupos profesionales ayudan a obtener derechos para los trabajadores austriacos, así como a ayudar a regular los asuntos económicos y sociales. Los sindicatos usan la negociación colectiva para ayudar a establecer salarios y salarios y beneficios para los trabajadores. Los grupos profesionales sirven para regular la calidad de los servicios, los precios y la competencia dentro de las profesiones. Los grupos agrícolas trabajan para mejorar los métodos agrícolas y promover la producción. Las principales organizaciones económicas no gubernamentales son la Federación Sindical Austriaca; La Federación de Industriales austriacos; La Cámara Federal de Comercio (o Cámara Económica Federal); La Conferencia de Presidentes de la Cámara de Agricultura; El Reglamento de las Profesiones; Y las diversas cámaras de trabajo, que son corporaciones públicas, mientras que los sindicatos son organizaciones privadas, voluntarias. La afiliación a una cámara de trabajo es obligatoria para todos los trabajadores. Estas organizaciones trabajan juntas y con el gobierno a través de un consejo representativo llamado la Comisión Paritaria, que establece los principios generales para resolver los problemas económicos. Desde finales de los años 80, la Asociación Social ha sido criticada por la falta de preocupación por el medio ambiente y por los grupos sociales que no están representados, como pensionistas, estudiantes y muchas mujeres.

La Acción Católica es la principal organización laica de la Iglesia Católica Romana. Las numerosas organizaciones deportivas de Austria están afiliadas a la Organización Federal de Deportes de Austria.


Roles y estados de género

División del Trabajo por Género. A pesar de los esfuerzos para igualar la mano de obra, la mayoría de los austriacos todavía consideran que el trabajo de las mujeres para hacer las tareas domésticas, cocinar y cuidar a los niños. Sin embargo, un número cada vez mayor de hombres en familias más jóvenes ayudan con cuidado de niños, cocina y compras. Las mujeres austriacas tienen trabajos fuera del hogar con menos frecuencia que las mujeres en la mayoría de los países europeos. A excepción de aquellos con títulos universitarios, las mujeres están subrepresentadas en los negocios y las profesiones y en general tienen puestos de trabajo que requieren menos educación y menos habilidades. Las mujeres representan sólo el 40 por ciento de los trabajadores del gobierno.

El estatus relativo de mujeres y hombres. Desde mediados de los años setenta, el legislador austríaco ha aprobado una serie de medidas encaminadas a igualar el trato de hombres y mujeres en la fuerza de trabajo. Sin embargo, la mayoría de las mujeres siguen pagando menos que los hombres por hacer el mismo tipo de trabajo. La Ley Omnibus de la Mujer, aprobada en 1993, prevé la compensación para las mujeres que han sido discriminadas en el lugar de trabajo debido a su género o que han enfrentado el acoso sexual. La Ley de igualdad de trato de 1979 ha seguido luchando contra la discriminación contra la mujer.

Los hombres austríacos, especialmente entre las familias más viejas y rurales, todavía se consideran el jefe de la familia. Los hombres tienen servicio militar obligatorio y trabajan en la industria, la agricultura, los oficios y las profesiones. Sin embargo, los hombres austríacos se enfrentan a tensiones de áreas inciertas, como lo demuestra su alta tasa de suicidios.


Matrimonio, familia y parentesco

Matrimonio. Austria experimentó un auge en los matrimonios desde 1945 hasta la década de 1960, una edad de oro para la economía. Hoy en día, sin embargo, menos jóvenes se casan, más parejas se divorcian y más viven juntas y crían hijos sin casarse. Más mujeres están optando por tener un hijo pero no casarse. Las parejas casan más adelante en la vida, y muchas mujeres educadas eligen su profesión sobre una familia. El divorcio sin culpa fue legalizado en los años 80, y el divorcio ha aumentado, especialmente en áreas urbanas.

La mayoría de las bodas todavía se llevan a cabo en una iglesia católica romana, aunque la religión desempeña un papel menor en las vidas de residentes urbanos a finales del vigésimo siglo.

Unidad interna. La unidad doméstica varía en Austria. Se agrega a la unidad básica de marido, esposa e hijos hogares con un solo padre e hijo, hogares de mujeres y hombres divorciados o viudos, profesionales solteros y hogares donde un hombre y una mujer viven y crían hijos fuera del matrimonio. Los hogares de las zonas rurales todavía son generalmente convencionales, con parejas casadas y varios niños y posiblemente abuelos y otros familiares que viven bajo el mismo techo.

Herencia. La herencia de las granjas varía según la región, siendo la práctica más común el paso de la propiedad a un hijo. Los hermanos restantes reciben dinero en efectivo por su parte de la propiedad. En otras áreas, un heredero recibe la casa y una gran parte de la tierra, con el resto dividido entre otros miembros de la familia.


Socialización

Cuidado infantil. Los padres austríacos cuidan bien a los bebés, ya que tanto la madre como el padre reciben un descanso remunerado del trabajo cuando nace un niño. Las familias en áreas urbanas tienden a ser pequeñas, y cada niño recibe mucha atención. En las familias de agricultores más grandes, los hermanos y otros parientes pueden estar disponibles para ayudar a cuidar a los bebés. La mayoría de los bebés reciben un bautismo tradicional en la Iglesia Católica Romana.

Crianza y Educación Infantil. Los austríacos, casados ​​o no, reciben del gobierno un especial pago mensual para ayudar a proveer para los niños. Esto continúa hasta que el niño complete la universidad o la formación profesional. Los padres de niños discapacitados reciben pagos dobles y miles de niños reciben almuerzos escolares gratis. Los programas de vacaciones para niños son organizados por el gobierno, y los niños discapacitados reciben capacitación especial. Los niños austriacos son criados para reflejar el espíritu de paz y compromiso de la comunidad austriaca como medio para resolver los conflictos. Se les enseña a respetar a los demás ya apreciar las artes, su bello entorno y su patrimonio.

El sistema educativo austríaco es uno de los mejores del mundo, y Austria tiene una tasa de alfabetización del 99 por ciento. Todos los niños tienen el mismo derecho a la educación gratuita, con transporte gratuito hacia y desde la escuela y libros de texto gratuitos proporcionados. La escolarización es coeducacional y es obligatoria hasta el noveno grado. Entre los seis y los diez años, todos los niños asisten a la escuela primaria. Después de los diez años de edad, los niños son separados por un sistema de "dos vías" en el que algunos estudiantes asisten a una escuela secundaria general durante cuatro años más y el resto asiste a una escuela secundaria de nivel superior hasta los dieciocho años. La decisión sobre qué escuela secundaria asistir fue hecha por los niños y sus padres inmediatamente después de la escuela primaria, pero las reformas educativas desde la década de 1980 han hecho que esta decisión sea más flexible, resultando en un porcentaje mayor de niños eligiendo las escuelas superiores. El debate sobre el sistema de dos vías continuó en los años noventa.

Después de la escuela secundaria, los estudiantes tienen la opción de asistir a una universidad o una escuela profesional para seguir una carrera específica. Además de las escuelas públicas, la Iglesia Católica Romana también opera escuelas primarias y secundarias que representan alrededor del 10 por ciento de las escuelas de Austria.

Educación superior. Los estudiantes que se gradúan de las escuelas secundarias de nivel superior pueden solicitar una universidad. Austria cuenta con doce universidades y seis universidades de bellas artes. La Universidad de Viena, fundada en 1365, es la más antigua de Europa de habla alemana. Una educación universitaria es gratuita para los austríacos, aunque los estudiantes extranjeros pagan la matrícula. Una vez que sólo está disponible para los hombres ricos, la formación universitaria está ahora disponible para todos los estudiantes austriacos que pasan un examen de ingreso. Como resultado, desde la década de 1960 la matrícula anual en las universidades ha aumentado de aproximadamente 19.000 a 200.000. Las mujeres representan alrededor de la mitad de los estudiantes universitarios, aunque casi todos los profesores son varones.

Muchas zonas rurales de Austria están dominadas por granjas que han estado en familias durante años.
Muchas zonas rurales de Austria están dominadas por granjas que han estado en familias durante años.


Etiqueta

La mayoría de los austríacos se saludan formalmente, estrechando las manos y diciendo: "Gruss Gott" (saludar a Dios) o "Gruss dich" (saludarte). Al salir, se agitan de nuevo y dicen "Auf Wiedersehen" (adiós). Los viejos vieneses pueden besar la mano de una dama en la introducción, o decir "Kuss die Han" (beso su mano) y haga clic en sus talones juntos. Las mujeres disfrutan de tener puertas abiertas para ellos. Al cenar, todo el mundo en la mesa se une en un brindis, diciendo "Prost", y "Guten Appetit" se intercambia antes de comenzar a comer. Los títulos formales Frau (para una mujer) y Herr (para un hombre) son universalmente utilizados.
Religión

Creencias religiosas. La libertad de religión y de culto está garantizada en Austria. Alrededor de tres cuartas partes de los austriacos son católicos. Muchos austriacos practican el "catolicismo del certificado bautismal", en el que son católicos por el bautismo y la formalidad religiosa, pero no tienen creencias católicas en cuestiones centrales. Otra religión importante en Austria es el protestantismo, y muchos trabajadores extranjeros son musulmanes o serbios ortodoxos. También hay una pequeña comunidad de judíos, la mayoría de los inmigrantes después de la Segunda Guerra Mundial y sus familias, aunque los judíos tienen una larga historia en Viena, a partir del siglo X.

Profesionales religiosos. Los sacerdotes católicos, los maestros islámicos y los funcionarios de las mezquitas, los ministros protestantes y los rabinos judíos forman la mayoría de los practicantes religiosos.

Rituales y lugares santos. Catedrales e iglesias se encuentran en toda Austria. Una de las catedrales más magníficas de Austria es San Esteban, o Stephansdom, en Viena, construido durante el siglo XV. La abadía agustina y la estatua de San Florian en la ciudad de San Florian son también importantes sitios religiosos.

Las catedrales contienen tallas que representan la vida de Cristo, en la cual los fieles paran para orar. Varios monasterios del orden cisterciense de los monjes, fundados en el siglo XII, siguen funcionando. Melk, un monasterio benedictino en el río Danubio, es un destino turístico muy popular. En el campo, los crucifijos se erigen en la encrucijada, y numerosos santuarios de la vía ofrecen un lugar para reclinarse y para orar.

La muerte y la vida futura. Los austriacos confían en las iglesias para los funerales, y la mayoría se aferran a las creencias de su fe religiosa sobre la vida futura. Austria tiene una de las tasas de suicidios más altas de Europa, especialmente entre los hombres. Viena es el sitio del gran Zentalfriedhof (cementerio central), que contiene las tumbas conmemorativas de compositores famosos como Beethoven, Brahms y Schubert, así como un monumento a Mozart. Los austriacos ricos están enterrados en elaborados mausoleos, pero casi todas las tumbas están bien cuidados, con flores cuidadosamente arregladas.


Medicina y Salud

El sistema de salud de Austria está bien desarrollado, con el 99 por ciento de su población protegida por planes de seguro de salud. Estos son financiados por los trabajadores, los empleadores y los gobiernos federal, provincial y local. Todas las personas cubiertas por un seguro de salud tienen derecho a tratamiento ambulatorio y hospitalario gratuito. Los médicos contratan a las agencias de seguro de salud, pero son libres de mantener prácticas privadas, y los pacientes son libres de acudir al médico de su elección.

Las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la cirrosis hepática y los accidentes son las principales causas de muerte. La esperanza de vida de los recién nacidos varones en 1998 fue de 74,3 años, y para las mujeres 80,7 años.


Celebraciones seculares

Las celebraciones importantes incluyen Fasching, una celebración de carnaval celebrada la semana antes de que comience la Cuaresma, y ​​el Almahtrieh, una celebración de septiembre del regreso de pastores de pastos alpinos, en el que las vacas decoradas con cintas y campanas son conducidas a la ciudad en procesión. Los austriacos también celebran el Día Nacional el 26 de octubre; Día de la Independencia, 12 de noviembre; Día de Nikolo (San Nicolás), 6 de diciembre; Año Nuevo, 1 de enero.


Las Artes y Humanidades

Apoyo a las Artes. Las artes son muy respetadas en Austria, y Viena fue conocida durante los siglos XVIII y XIX como un centro mundial de la cultura, especialmente en la música. Fue el hogar de algunos de los más grandes compositores clásicos, incluyendo Haydn, Mozart, Beethoven, Schubert y Brahms. Durante ese tiempo, la familia Habsburgo y la Iglesia Católica Romana fueron partidarios principales de las artes. Austria es conocida a veces como "la tierra de la música." Los festivales anuales en todo el país cuentan con orquestas austríacas, coros y otros grupos. El más conocido es el Festival de Verano de Salzburgo, fundado en 1920. Austria es famosa por su Orquesta Filarmónica de Viena y el Coro de Niños de Viena.

La Ópera Estatal de Viena es una institución estatal que apoya la principal casa cultural de Austria, la Ópera de Viena, una de las más opulentas del mundo. Se acomoda a los austríacos en un presupuesto, proporcionando sala de pie en pasillos graduados con carriles para apoyar a los espectadores durante una larga ópera.

Los niños austríacos tienen clases obligatorias de música y arte en escuelas primarias y secundarias, y las escuelas privadas de música y los conservatorios abundan. Los teatros y las orquestas provinciales traen las artes a los habitantes rurales y de la ciudad. Las artes son responsables de estimular una gran parte del comercio turístico en Austria y también se consideran excelentes inversiones para los partidarios privados.

Literatura. Debido a que está escrito en alemán, la literatura austriaca es a menudo considerada una parte de la literatura alemana, y la primera literatura significativa en alemán apareció en Austria en forma de poemas épicos y canciones alrededor del año 1200. Abraham Abraham y Sancta Clara escribió prosa sobre Las clases sociales que dejaron una huella permanente en la literatura austriaca. Adalbert Stifter fue el escritor de ficción más conocido del siglo XIX, y Rainer Maria Rilke fue un talentoso poeta filosófico del siglo XX. Varios escritores austríacos escribieron obras de teatro y óperas, además de verso y ficción. Entre ellos estaban Hugo von Hofmannsthal, quien, con el dramaturgo innovador Max Reinhardt, produjo anualmente la obra de misterio Everyman en el Festival de Salzburgo. Las obras de los novelistas de principios del siglo XX Franz Werfel y Franz Kafka son mundialmente famosas. Los novelistas bien conocidos de entreguerras son Heimito von Doderer y Robert Musil. Thomas Bernhard y Peter Handke alcanzaron fama a finales del siglo XX.

Los cafés, especialmente en Viena, han sido durante mucho tiempo conocido como un lugar de encuentro para escritores y poetas. Hoy en día, muchos cafés ofrecen lecturas literarias como parte de la cultura que los hace tan populares.

Artes graficas. Como capital del ilustre Imperio de los Habsburgo, Viena era un centro para las bellas artes, así como para la música y el teatro. El pintor realista Ferdinand G. Waldmuller y el pintor Hans Makart fueron los más famosos del siglo XIX. Gustav Klimt pintó en el estilo "secesión" no convencionalmente sensual, fundado en 1897. Oskar Kokoschka pintó las realidades de la Primera Guerra Mundial. En el vigésimo siglo, los artistas tales como Herbert Boeckl pintaron la ornamentación en los bloques residenciales y catedrales. Anton Kolig y Josef Mikl eran pintores abstractos, y Ernest Fuchs y Anton Lehmden eran conocidos por "realismo fantástico".

El museo Albertina en el barrio Hofburg de Viena alberga una colección mundialmente famosa de artes gráficas, con grabados, dibujos y acuarelas de artistas como Michelangelo, Vinci, Rubens, Cezanne, Manet, Modigliani y Schiele.

Artes escénicas. El drama religioso floreció, especialmente en Tirol, durante la Edad Media. Durante la Contrarreforma, los sacerdotes jesuitas escribieron innumerables dramas religiosos y representaron obras en escuelas jesuitas. Viena se convirtió en el centro del drama de habla alemana durante el siglo XVIII. El Burgtheater de Viena fue el más eminente durante el siglo XIX, cuando las obras del dramaturgo Franz Grillparzer se realizaron por primera vez allí. Los dramas sociales, las farsas populares y las sátiras también se estrenaron durante el siglo XIX. Alrededor de 1900, la Escuela de dramaturgos de Viena, dirigida por el dramaturgo austríaco Arthur Schnitzler, creó un nuevo estilo de dramaturgia en Europa, con drama psicológico. El Festival de Salzburgo muestra teatro, así como la música.


El estado de las ciencias físicas y sociales

Las ciencias están bien desarrolladas en Austria y se hace todo lo posible para mantenerse a la vanguardia de la investigación y el desarrollo, especialmente con la entrada de Austria en la Unión Europea en 1995. La investigación se divide en investigaciones orientadas hacia la ciencia y las empresas. La investigación científica se lleva a cabo principalmente por las universidades, mientras que la investigación empresarial pertenece a empresas independientes ya institutos de investigación privados y financiados por el Estado.

Entre los austriacos ganadores del Premio Nobel de Ciencias se encuentran Julius Wagner-Jauregg (1927, terapia de la parálisis); Erwin Schrödinger (1933, física); Wolfgang Pauli (1945, "Principio Pauli" en la teoría cuántica); Y Konrad Lorenz y Karl von Frisch (1973, ciencia del comportamiento). El famoso psicólogo Sigmund Freud (1856-1939) realizó la mayor parte de su trabajo en Viena.

Austria participa en la Agencia Espacial Europea, en el Consejo Europeo para la Investigación Nuclear, en el Laboratorio Europeo de Biología Molecular, en la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Aunque Austria se ha comprometido a no adquirir armas nucleares y sus electores declinaron la adopción de la energía nuclear, Austria es la sede de la Agencia Internacional de Energía Atómica como centro de investigación y negociación.


Bibliografía

Austria en imágenes. Rev. ed., 1991. Berenger, Jean. Una Historia del Imperio Habsburgo : 1273 1700, traducido por CA Simpson, 1994.

Brook-Shepherd, Gordon. Los austríacos: una odisea de mil años , 1997.

Honan, Mark. Austria, 1999.

Jelavich, Barbara. Austria moderna: Imperio y república, 1815 1986, 1987.

Ladika, Susan. "Inmigrantes inquietantes de Europa". The World & I, 1 de mayo de 2000, pág. 70.

Robertson, Ian. Guía Azul: Austria, 1992.

Sheehan, Sean. Austria, 1995.

Solsten, Eric, y David E. McClave, eds. Austria: un estudio de país, 1994.

Sully, Melanie A. Historia contemporánea de Austria, 1990.

Sweeny, J., y J. Weidenholzer. Austria: Un estudio en el logro contemporáneo, 1988.