Uganda

Bandera de Uganda

Orientación

Identificación. El lago Kyoga sirve como una frontera áspera entre los altavoces bantúes en el sur y los locutores de lengua nilótica y central de Sudán en el norte. A pesar de la división entre el norte y el sur en los asuntos políticos, este límite lingüístico en realidad se extiende aproximadamente de noroeste a sureste, cerca del curso del Nilo. Sin embargo, muchos ugandeses viven entre personas que hablan diferentes idiomas, especialmente en las zonas rurales. Algunas fuentes describen la variación regional en términos de características físicas, vestimenta, adornos corporales y manierismos, pero otros afirman que esas diferencias están desapareciendo.

Ubicación y Geografía. Los oradores bantú probablemente ingresaron al sur de Uganda hacia fines del primer milenio. Habían desarrollado reinos centralizados en el siglo XV o XVI, y después de la independencia del gobierno británico en 1962, los oradores bantúes constituían aproximadamente dos tercios de la población. Se clasifican como Lacustre Oriental o Occidental Lacustre Bantú. Los oradores del Bantu Lacustre Oriental incluyen al pueblo Baganda cuyo idioma es Luganda, el Basoga y muchas sociedades más pequeñas en Uganda, Tanzania y Kenia. Los oradores lacustres occidentales de Bantu incluyen el Banyoro, el Bastoro, el Banyankole, y varias poblaciones más pequeñas en Uganda.

Los hablantes de lengua nilótica probablemente entraron en el área desde el norte comenzando alrededor de 1000 EC. Pensado para ser la primera gente de ganado-rebaño en el área, también confiaron en el cultivo de la cosecha. Las poblaciones niloticas más grandes de Uganda son los grupos étnicos Iteso y Karamojong, que hablan lenguas nilóticas orientales, y los Acholi, Langi y Alur, que hablan lenguas niloticas occidentales. Las lenguas centrales del Sudán, que llegaron a Uganda desde el norte durante un período de siglos, son habladas por los Lugbara, los Madi y algunos pequeños grupos en el noroeste del país.

Demografía. La población era de unos 23 millones a mediados de 1999. Los bantúes Lacustrine del este incluyen el Baganda, el Basoga, y el Bagisu. El Baganda, el grupo étnico más grande, representa aproximadamente el 17 por ciento de la población, o aproximadamente 3.9 millones de personas. El segundo grupo étnico más grande, el Basoga, representa alrededor del 8 por ciento de la población, o 1,8 millones de personas, mientras que los Bagisu constituyen aproximadamente el 5 por ciento de la población, o poco más de un millón de personas. Los bantúes lacustres occidentales -los Banyoro, Batoro y Banyankole- probablemente constituyen alrededor del 3 por ciento de la población, o 700.000 personas cada uno.

Los grupos lingüísticos del este de Nilotic incluyen el racimo de Karamojong, el Iteso y el Kakwa. Los Karamojong representan alrededor del 12 por ciento de la población (2,8 millones), el Iteso asciende a alrededor del 8 por ciento (1,8 millones), y los Kakwa constituyen el 1 por ciento (aproximadamente 230.000). Los grupos lingüísticos occidentales de Nilotic incluyen Langi y Acholi así como el Alur. Juntos representan aproximadamente el 15 por ciento de la población, o aproximadamente 3.4 millones de personas, con el Langi aportando el 6 por ciento (1.4 millones), el Acholi el 4 por ciento (900.000) y el Alur probablemente el 2 por ciento (460.000).

Las lenguas centrales sudanesas son habladas por cerca de 6 por ciento de la población, sobre todo en el noroeste. El Lugbara (aproximadamente el 3.8 por ciento del total, o 870.000) y el Madi (aproximadamente 1.2 por ciento, o 275.000) son los más grandes de estos grupos, representando la esquina sureste de un cinturón de hablantes de Sudán Central que se extiende desde Chad hasta Sudán.

Aproximadamente 10.000 ugandeses de ascendencia sudanesa son clasificados como Nubios. Son descendientes de reclutas militares sudaneses que llegaron a finales del siglo XIX como parte del ejército colonial. Ruandeses, que constituían casi el 6 por ciento de población (más de un millón) a finales de la década de 1950, incluía a grupos hutus y tutsis. El gobierno intentó limitar la influencia rwandesa restringiendo a los que carecían de la ciudadanía ugandesa a los campamentos de refugiados y expulsando a algunos a Tanzania. A finales de los años 80, más de 120.000 ruandeses fueron reconocidos como refugiados. Los asiáticos, que en el censo de 1969 ascendían a unas setenta mil personas, principalmente de ascendencia india y paquistaní, fueron considerados oficialmente extranjeros a pesar de que más de la mitad nacieron en Uganda. Después de la independencia y especialmente cuando el gobierno de Obote amenazó con nacionalizar muchas industrias en 1969, los asiáticos exportaron gran parte de su riqueza y fueron acusados ​​de injerto y evasión de impuestos. El presidente Idi Amin deportó a unos setenta mil asiáticos en 1972, y sólo unos pocos regresaron en la década de 1980 para reclamar sus tierras expropiadas, edificios, fábricas y fincas. En la década de 1990, había alrededor de diez mil asiáticos en el país.

Afiliación lingüística. Introducido por los británicos a finales del siglo XIX, el inglés era el idioma de la administración colonial. Después de la independencia, se convirtió en el idioma oficial, utilizado en el gobierno, el comercio y la educación. Las publicaciones oficiales y la mayoría de los periódicos importantes aparecen en inglés, que a menudo se habla en la radio y la televisión. La mayoría de los residentes hablan al menos una lengua africana. Swahili y árabe también se hablan ampliamente.

Historia y relaciones étnicas

Surgimiento de la Nación. Después de la independencia en 1962, poniendo fin a un período de colonización que comenzó en 1885, había pocas indicaciones de que el país se dirigía a un levantamiento social y político. En cambio, Uganda parecía ser un modelo de estabilidad y progreso. No había ninguna clase de colonos blancos intentando monopolizar la economía de los cultivos comerciales, y no había legado de conflicto. Fueron los productores africanos quienes cultivaron el algodón y el café lo que trajo un nivel de vida más alto, financió la educación y dio lugar a grandes expectativas para el futuro.

La independencia llegó sin una lucha nacional contra los británicos, que idearon un calendario para la retirada antes de que los grupos locales hubieran organizado un movimiento nacionalista. Esta casi ausencia de nacionalismo entre los grupos étnicos del país llevó a una serie de compromisos políticos.

Identidad nacional. Las divisiones étnicas y religiosas, así como las emnidades históricas y las rivalidades contribuyeron a la desintegración del país en los años setenta. Hubo un amplio abismo entre los hablantes niloticos en el norte y los hablantes bantúes en el sur y una división económica entre los pastores en los pastizales más secos del oeste y el norte y los agricultores en las regiones de las tierras altas y lacustres mejor irrigadas. También hubo una división histórica entre el gobierno centralizado ya veces despótico de los antiguos reinos africanos y la política basada en parentesco en otros lugares. Los reinos estaban a menudo en desacuerdo con respecto al control de la tierra. Durante el período colonial, el sur tenía ferrocarriles, cultivos comerciales, un sistema de educación de la misión cristiana, y la sede del gobierno, aparentemente a expensas de otras regiones. También había grupos religiosos que habían perdido terreno ante sus rivales en el pasado, por ejemplo, la dominación de los musulmanes a finales del siglo XIX por los cristianos aliados al colonialismo británico. Todas estas divisiones impidieron la formación de una cultura nacional.

Relaciones étnicas. Después de la independencia, hubo conflictos de nacionalismos locales. La gran población del Buganda, extenso territorio en el sur favorecido, y la autoproclamada superioridad crearon una reacción entre otros pueblos ugandeses. Los nubios compartían poco sentido de identificación con otros grupos. Los pueblos estrechamente relacionados del cercano Zaire y el Sudán pronto se vieron envueltos en guerras civiles en los años 1960 y 1970, atrayendo a ugandeses étnicamente relacionados. Hoy las relaciones son relativamente armoniosas. Sin embargo, la sospecha sigue siendo que el presidente cree que favorece a ciertos grupos del oeste del país sobre otros.

Alimentación y Economía

Comida en la vida diaria. La mayoría de las personas, excepto algunas que viven en centros urbanos, producen su propia comida. La mayoría de la gente come dos comidas al día: almuerzo y cena. El desayuno es a menudo una taza de té o gachas de avena. Las comidas son preparadas por mujeres y niñas; Hombres y niños mayores de doce años no se sientan en la cocina, que está separado de la casa principal. Cocinar por lo general se hace en un fuego de leña abierto. Los platos más populares son el matoke (un alimento básico de los plátanos), pan de mijo, yuca (tapioca o mandioca), patatas dulces, estofados de pollo y carne y pescado de agua dulce. Otros alimentos incluyen patatas blancas, ñame, maíz, repollo, calabaza, tomates, mijo, guisantes, sorgo, frijoles, cacahuetes, carne de cabra y leche. Las naranjas, papayas, limones y piñas también se cultivan y consumen. La bebida nacional es waragi , una ginebra de banana. Restaurantes en grandes centros de población, como Kampala (la capital), sirven comidas locales.

Economía básica. La mayoría de los alimentos se producen en el país. Uganda exporta diversos productos alimenticios, entre ellos el pescado y los productos pesqueros, el maíz, el café y el té. El medio ambiente proporciona buenas tierras de pastoreo para ganado, ovejas y cabras. La agricultura es el sector más importante de la economía, empleando a más del 80 por ciento de la fuerza de trabajo. Gran parte de la producción está organizada por cooperativas de agricultores. Los pequeños agricultores predominaron en los años sesenta y setenta pero disminuyeron como resultado de un conflicto civil. En la década de 1980, el gobierno proporcionó ayuda a los agricultores, ya mediados de la década se habían repoblado cerca de cien ranchos con ganado.

Lagos, ríos y pantanos cubren alrededor del 20 por ciento de la superficie terrestre, y la pesca es una importante industria rural. La moneda básica es el chelín.

Tenencia de la tierra y propiedad. En la independencia, el país era un mosaico de administraciones distritales subdivididas en condados y consolidadas en provincias. Como resultado de un tratado con los británicos en 1900, Uganda mantuvo su monarquía junto con una versión modificada de su gobierno y una forma distintiva de tenencia de la tierra cuasi-propiedad. La tierra fue dividida entre el gobierno del protectorado y el kabaka (rey), jefes, y otros notables tribales. Esta tierra mailo rápidamente se convirtió en un elemento importante en la economía agrícola colonial.

Uganda tiene una larga historia de diversas leyes y sistemas sociales que rigen la tenencia de la tierra. Desde la promulgación del Decreto sobre la Reforma Agraria de 1975, sólo existen dos sistemas de tenencia de la tierra (arrendamiento y tenencia habitual), pero en la práctica continúa existiendo una compleja mezcla de sistemas (incluido el derecho consuetudinario, el arrendamiento y la propiedad plena). El gobierno intentó simplificar y unificar el sistema de tenencia de la tierra. Uno de los principales avances en este proceso ha sido la inclusión de la tenencia de la tierra en la constitución de 1995. Sin embargo, temas como el derecho de las mujeres a poseer tierras requieren consideración adicional.

Actividades comerciales. Los principales bienes y servicios producidos para la venta son los alimentos y los cultivos comerciales para la exportación, con el café como principal cultivo de exportación. Uganda escapó del hambre generalizada a finales de los años setenta y los ochenta porque muchas personas, incluidos los residentes urbanos, recurrieron al cultivo de subsistencia. Tanto la agricultura comercial como la de subsistencia operaban en los sectores monetario y no monetario, presentando al gobierno problemas de organización y tributación. A finales de la década de 1980, los informes del gobierno estimaban que alrededor del 44 por ciento del producto interno bruto (PIB) se originó fuera de la economía monetaria. La mayor parte de la actividad no monetaria fue agrícola.

Industrias principales. Cuando el gobierno actual tomó el poder en 1986, la producción industrial fue insignificante, consistente principalmente en el procesamiento de cultivos y la producción de textiles, madera y productos de papel, cemento y productos químicos. La industria era una pequeña parte del PIB a finales de los ochenta, operando aproximadamente a un tercio del nivel de principios de los setenta. Bajo Museveni, ha habido algún rejuvenecimiento industrial, aunque esto no ha ascendido a mucho más que la reparación de daños causados ​​durante la guerra civil a la infraestructura industrial. La industria azucarera fue rehabilitada a través de empresas conjuntas que involucraron al sector privado y al gobierno. En los años noventa había una capacidad de refinación de al menos 140.000 toneladas de azúcar anualmente. Otras industrias rehabilitadas incluyen la cerveza, el tabaco, el algodón y el cemento. Alrededor del 4 por ciento de los adultos trabajaban en la industria en los años noventa. Durante la década de 1990, el crecimiento industrial fue del 13,2 por ciento.

Comercio. En 1998, el país exportó productos por valor de $ 575 millones. Los principales productos de exportación fueron el café (54 por ciento del valor total), el oro, el pescado y los productos pesqueros, el algodón, el té y el maíz. Los países que recibieron la mayoría de estos productos fueron España, Alemania, Holanda, Francia e Italia. Las principales importaciones incluyen productos químicos, manufacturas básicas, maquinaria y equipo de transporte.

División del Trabajo. A mediados de los años noventa, la mano de obra se estimaba en unos 8,5 millones, de los cuales el 85% trabajaba en la agricultura, el 4% en la industria y el 10% en el sector servicios. Los trabajos se asignan según la capacidad y la preferencia.

Estratificación social

Clases y castas. Aunque no hay castas, existe un grado relativamente alto de desigualdad social. A mediados de la década de 1990, el 55 por ciento de la población vivía por debajo de la línea de pobreza. El 10 por ciento poseía cerca de un tercio de la riqueza disponible, mientras que el 10 por ciento más bajo poseía el 3 por ciento. La distribución de la riqueza se rige por la posición de la clase. Los más ricos viven principalmente en la capital, Kampala.

Símbolos de la estratificación social. La estratificación social se rige principalmente por el nivel de educación y el estatus derivado principalmente del empleo. Entre las élites, el inglés es el lenguaje de la comunicación, y estas personas se visten de una manera occidental moderna. Otros tienden a usar trajes tradicionales.

Vida política

Gobierno. Bajo la constitución de 1995, el poder legislativo está en manos de un parlamento unicameral (el Consejo de Resistencia Nacional) con 276 miembros (214 elegidos directamente y 62 designados). Los poderes ejecutivos están a cargo del presidente, que es elegido directamente por un período de cinco años. Al llegar al poder en 1986, el gobierno introdujo una democracia "sin partido" conocida como el "sistema de movimiento" con una red nacional que se extiende desde la capital a las zonas rurales. Sólo se reconoce una organización política, anteriormente el Movimiento de Resistencia Nacional (o NRM) y ahora conocido como el "Movimiento"; Es el partido del presidente Museveni. Entre los partidos que existen pero no se les permite patrocinar candidatos, los más importantes son el Congreso del Pueblo de Uganda (UPC), el Partido Demócrata (PD) y el Partido Conservador (CP).

Liderazgo y Funcionarios Políticos. Se alega que uno de los principales criterios para el progreso en el actual gobierno es si un individuo luchó en el ejército guerrillero del presidente Museveni, que fue fundamental para llevar al régimen al poder en 1986. Se dice que estas personas han alcanzado sus posiciones a través de una combinación De trabajo duro, tráfico de influencias y corrupción.

Problemas Sociales y Control. Después de la victoria del Ejército de Resistencia Nacional (NRA) en 1986, la NRA asumió la responsabilidad de la seguridad interna. La policía se reorganizó y, junto con otros órganos de seguridad interna, comenzó a hacer cumplir la ley y el orden en todos los distritos, excepto en los que ejercían actividades rebeldes. Hay dos guerras civiles continuas contra el "Ejército de Resistencia del Señor" y contra las guerrillas basadas en el Sudán. En 1995, el gobierno estableció un sistema legal basado en el derecho común inglés y el derecho consuetudinario. Hay un tribunal de apelación y un tribunal superior, ambos con jueces nombrados por el presidente. Los delitos más comunes son el robo y, en algunas partes del país, el bandidaje.

Actividad Militar. Uganda tiene un ejército, una marina y una fuerza aérea. La NRA tiene unos setenta mil soldados. El reclutamiento es voluntario; No hay un término fijo de servicio, y tanto hombres como mujeres sirven. En 1999, las fuerzas militares ugandesas apoyaron a las fuerzas rebeldes en la guerra civil en la República Democrática del Congo.

Programas de Bienestar Social y Cambio

En 1987, el gobierno lanzó un Plan de Rehabilitación y Desarrollo de cuatro años para restaurar la capacidad productiva de la nación, especialmente en la industria y la agricultura, y rehabilitar la infraestructura social y económica. El plan apunta a la producción industrial y agrícola, el transporte y los servicios de electricidad y agua, con una tasa de crecimiento anual de 5 por ciento. El transporte recibirá la mayor parte de la financiación, seguido por la agricultura, la industria y el turismo, la infraestructura social y la minería y la energía. Aunque la comunidad financiera internacional proporcionó reestructuración de la deuda y nuevos préstamos, el nivel de recuperación económica fue modesto. La mejora de la seguridad y el desarrollo del sector privado contribuyeron al crecimiento económico y la rehabilitación de la infraestructura social en la década de 1990, pero los shocks externos, una moneda sobrevaluada y un alto gasto gubernamental limitaron el progreso económico.

Organizaciones no gubernamentales y otras asociaciones

El conflicto político y la casi desintegración del Estado bajo Milton Obote e Idi Amin en los años 70 y principios de los 80, condujeron a la incorporación de organizaciones autónomas de autoayuda y organizaciones no gubernamentales. Desde mediados de los años ochenta, las ONG extranjeras e indígenas preocupadas por objetivos de desarrollo, sociales y políticos han inundado Uganda. En general, las ONG han sido eficaces para atender las necesidades de provisión de servicios y aliviar la pobreza. Para grupos de personas tradicionalmente desfavorecidas, como las personas físicamente discapacitadas y las mujeres, las ONG han proporcionado una representación política garantizada en todos los niveles de la sociedad.

Roles y estados de género

División del Trabajo por Género. Tradicionalmente, las funciones de las mujeres estaban subordinadas a las de los hombres a pesar de las importantes responsabilidades económicas y sociales de las mujeres en las sociedades tradicionales de Uganda. A las mujeres se les enseñaba a acceder a los deseos de sus padres, hermanos, esposos y otros hombres y demostrar su subordinación a los hombres en la vida pública. En la década de 1990, se esperaba que las mujeres de las zonas rurales de Buganda se arrodillaran al hablar con un hombre. Sin embargo, las mujeres eran las principales responsables de la atención infantil y de la agricultura de subsistencia, mientras que contribuían a la agricultura comercial. Muchos ugandeses reconocieron a las mujeres como líderes religiosos importantes que a veces habían liderado revueltas que dDerrocó el orden político dominado por los hombres. En algunas zonas, las mujeres pueden poseer tierras, influir en decisiones políticas cruciales tomadas por los hombres y cultivar cultivos comerciales.

El estatus relativo de mujeres y hombres. En los años setenta y ochenta, la violencia política tuvo un fuerte impacto en las mujeres. Las dificultades económicas se hicieron sentir en el hogar, donde las mujeres y los niños carecían de las oportunidades económicas disponibles para la mayoría de los hombres. El trabajo de las mujeres se hizo más lento y la erosión de los servicios públicos y de la infraestructura redujo el acceso a escuelas, hospitales y mercados. Sin embargo, algunas mujeres ugandesas creyeron que los años de la guerra consolidaron su posición en sociedad, y el gobierno de Museveni ha prometido eliminar la discriminación contra mujeres. Durante la guerra civil, las mujeres eran activas en la NRA. El gobierno decretó que una mujer representaría a cada distrito en el Consejo de Resistencia Nacional, y el Banco Estatal de Uganda de propiedad estatal estableció un plan de crédito rural para poner a disposición de las mujeres los préstamos agrícolas.

Matrimonio, familia y parentesco

Matrimonio. La prosperidad familiar en las zonas rurales implica la adquisición de esposas, lo que se logra mediante el intercambio de la novia. Desde los años cincuenta, se ha fijado un límite máximo de cinco vacas y un número similar de cabras. El pago de la noviazgo está relacionado con el hecho de que los hombres "gobiernan" a las mujeres. Los matrimonios poliginosos han reforzado algunos aspectos de la dominación masculina, pero también han dado a las mujeres una arena para cooperar para oponerse a la dominación masculina. Un hombre puede conceder a su esposa mayor el estatus de "hombre", permitiéndole comportarse como un igual hacia los hombres y como un superior hacia sus otras esposas. Sin embargo, los matrimonios poliginosos han dejado a algunas esposas sin derecho legal a la herencia después del divorcio o la viudez.

Unidad interna. La familia extendida es aumentada por un grupo de parentesco. Los hombres tienen autoridad en la familia; Las tareas domésticas se dividen entre las mujeres y las niñas mayores. Las mujeres dependen económicamente de los parientes más cercanos (marido, padre o hermano). La dependencia de los hombres priva a las mujeres de influencia en asuntos familiares y comunitarios y las vincula a las relaciones masculinas para el sustento y la supervivencia de sus hijos.

Herencia. La reforma agraria es un aspecto continuo del debate constitucional. Las sugerencias para una nueva política agraria forman parte del proyecto de constitución presentado al presidente de la Comisión Constitucional a finales de 1992, aunque se ha prestado poca atención al tema del derecho de las mujeres a poseer y heredar la tierra. Aunque las mujeres hacen una contribución significativa en la agricultura, sus derechos de tenencia son frágiles. La determinación y protección de los derechos de propiedad se han convertido en cuestiones importantes como resultado de la guerra civil y el impacto del SIDA. Sin embargo, la posición legal del estado sobre la herencia reconoce la devolución de la propiedad a través del derecho estatutario, así como el derecho consuetudinario.

Según la ley, una esposa igualmente con un marido tiene derecho al 15 por ciento de la herencia del cónyuge después de la muerte. La práctica, sin embargo, es que en la mayoría de los casos un hombre hereda toda la propiedad de su esposa, mientras que la cultura dicta que una mujer no hereda de su marido en absoluto. En otras palabras, en lo que respecta a la herencia, donde hay conflicto entre la ley cultural no escrita y la ley moderna escrita, las leyes culturales tienden a tener prioridad.

Grupos de parejas. Para muchas personas, el clan, el linaje y el matrimonio proporcionan el marco de la vida cotidiana y el acceso a los recursos más significativos. La agricultura es en gran medida una empresa familiar, y la tierra y la mano de obra están disponibles principalmente a través de los familiares.

Socialización

Cuidado infantil. Prácticamente todo el cuidado infantil es realizado por mujeres y niñas mayores en el hogar.

Crianza y Educación Infantil. Las madres tenían un promedio de más de siete niños a finales de los años noventa, y el uso de la planificación familiar es bajo. La muerte de los niños es un lugar común, con un número estimado de noventa muertes por cada mil nacidos vivos. Los niños tienen más probabilidades de ser educados a los niveles primario y secundario que las niñas. Entre el 62 por ciento de la población alfabetizada, casi tres cuartas partes son hombres.

Educación superior. Fundada en 1922, la Universidad de Makerere en Kampala fue la primera universidad en África Oriental. Su objetivo principal era formar a la gente para el empleo del gobierno. En la década de 1980, se amplió para incluir colegios de artes liberales y la medicina sirviendo a más de cinco mil estudiantes. A principios de los noventa, había unos nueve mil estudiantes. La Universidad Islámica de Mbale, financiada por la Organización de la Conferencia Islámica, se inauguró en 1988. Esta universidad ofrece servicios de educación islámica principalmente a estudiantes de habla inglesa de países africanos. En 1989, se inauguró en Mbarara un segundo campus universitario nacional, con un currículo diseñado para atender las necesidades de desarrollo rural. Los planes de desarrollo para la educación superior dependen en gran medida de donantes internacionales y privados. La mayoría de los residentes valoran la educación superior, percibiéndola como un aspecto esencial del desarrollo nacional.

Etiqueta

Estrechar la mano es la forma normal de saludo. El vestido casual se considera apropiado durante el día y la noche. Es costumbre dar a los camareros y taxistas una propina del 10 por ciento. La etiqueta es importante en comidas familiares. Cuando una comida está lista, todos los miembros del hogar se lavan las manos y se sientan en las esteras del piso. Los visitantes y vecinos que caen en se espera que se unan a la familia en una comida. Normalmente se dice una breve oración antes de que la familia empiece a comer. Durante la comida, los niños hablan sólo cuando se les hace una pregunta. Se considera descortés salir de la habitación mientras que otros están comiendo. Apoyarse en la mano izquierda o estirar las piernas en una comida es un signo de falta de respeto. Cuando la comida está terminada, todos a su vez da un cumplido a la madre.

Religión

Creencias religiosas. Un tercio de la población es católica, un tercio es protestante y el 16% musulmán; El 18 por ciento cree en las religiones locales, incluyendo varias religiones milenarias. Las religiones del mundo y las religiones locales han coexistido durante más de un siglo, y muchas personas han establecido un conjunto de creencias sobre la naturaleza del universo mediante la combinación de elementos de ambos tipos. Hay una proliferación de discursos religiosos centrados en los espíritus, la posesión del espíritu y la brujería.

Profesionales religiosos. La identidad religiosa tiene implicaciones económicas y políticas: la pertenencia a la iglesia ha influido en las oportunidades de educación, empleo y progreso social. Se espera que los practicantes religiosos proporcionen una gama de beneficios para sus seguidores. Los líderes de las religiones indígenas refuerzan la solidaridad grupal aportando los elementos necesarios para la supervivencia de la sociedad: recuerdo de los antepasados, medios para solucionar disputas y reconocimiento del logro individual. Otra función social de los practicantes religiosos es ayudar a las personas a sobrellevar el dolor, el sufrimiento y la derrota proporcionando una explicación de sus causas. Las creencias y prácticas religiosas sirven a objetivos políticos reforzando la autoridad de los gobernantes temporales y permitiendo a los nuevos líderes movilizar el poder político e implementar el cambio político.

Rituales y lugares santos. En las sociedades de habla bantú, muchas religiones locales incluyen la creencia en un Dios creador. La mayoría de las religiones locales implican creencias en espíritus ancestrales y otros, y la gente ofrece oraciones y sacrificios para simbolizar el respeto por los muertos y mantener relaciones apropiadas entre los vivos. Los mediadores de Mbandwa actúan en nombre de otros creyentes, usando el trance o la hipnosis y ofreciendo sacrificio y oración para suplicar al mundo espiritual en nombre de los vivos.

Uganda tiene seguidores del cristianismo, el Islam y las religiones tradicionales africanas. Los musulmanes ugandeses hacen peregrinaciones a La Meca cuando pueden. Los seguidores de las religiones africanas tienden a establecer santuarios a varios dioses y espíritus locales en una variedad de lugares.

La Muerte y el Más Allá. La muerte a veces se interpreta en el lenguaje de la brujería. Una enfermedad u otra causa de muerte puede no ser considerada la causa verdadera. En un entierro, si los familiares sospechan que alguien ha causado la muerte del difunto, un médium espiritual puede llamar al espíritu del fallecido y preguntar quién realmente lo mató.

Medicina y Salud

Los servicios de salud se deterioraron en los años setenta y ochenta, como resultado del abandono del gobierno, la violencia y la guerra civil. En la década de 1990, el sarampión, las infecciones de las vías respiratorias y la gastroenteritis causaron la mitad de todas las muertes atribuidas a la enfermedad, y la malaria, el SIDA, la anemia, el tétanos, la tos ferina y las infecciones del tracto respiratorio también supusieron muchas vidas. La mortalidad infantil fue causada frecuentemente por bajo peso al nacer, parto prematuro o tétanos neonatal. Todo el sistema de atención de la salud fue atendida por menos de mil médicos en los años noventa. Los centros de atención incluían centros de salud comunitarios, maternidades, dispensarios, centros de lepra y puestos de ayuda. Hoy en día hay por lo menos un hospital en cada distrito excepto el distrito del sur de Rakai. En los distritos del norte poco poblados, las personas a veces viajan largas distancias para recibir atención médica, y las instalaciones son inferiores a las del sur. Aquellos que viven lejos o no pueden pagar la atención médica moderna dependen de la atención tradicional. Las mujeres son prominentes entre los curanderos tradicionales.

Celebraciones seculares

Las fiestas mayores son el Día de Año Nuevo, el 1 de enero; Día de la Liberación, 26 de enero; Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo; Día del Trabajo, 1 de mayo; Día Nacional de los Héroes, 9 de junio; Y el Día de la Independencia, 9 de octubre.

Las Artes y Humanidades

Apoyo a las Artes. La mayoría de los artistas son autosuficientes ya que prácticamente no hay apoyo estatal. Se llevan a cabo iniciativas locales a pequeña escala, pero difícil establecer sectores viables debido a las perturbaciones causadas por el conflicto político a largo plazo y el declive económico.

Literatura. El desarrollo de la literatura está en una etapa temprana. Ha sido retenida por los años de guerra civil.

Artes Gráficas y de Performance. Artes escénicas a menudo se asocian con diferentes grupos étnicos en todo el país.

El estado de las ciencias físicas y sociales

Las ciencias físicas y sociales están generalmente subdesarrolladas como resultado de la inestabilidad civil y los conflictos y el desarrollo de otras prioridades centradas en la reconstrucción nacional. La Universidad de Makerere aún está en funcionamiento, pero prácticamente todo el personal expatriado, una vez que fue la columna vertebral del personal docente, ha desaparecido hace tiempo. En la actualidad se están llevando a cabo pocas investigaciones debido a la falta de libros, revistas o computadoras actualizados.

Bibliografía

Abid, Syed, ed. Uganda Mujeres en el Desarrollo, 1990.

Allen, Tim. "Entendiendo a Alicia: Movimiento del Espíritu Santo de Uganda en Contexto". Africa 61 (3): 37 - 39, 1991.

Antrobus, P. "El empoderamiento de las mujeres". Mujeres y Desarrollo Internacional 1 (2): 189-207, 1989.

Bernt Hansen, Holger y Michael Twaddle eds. Uganda Now: Entre Decaimiento y Desarrollo, 1988.
-. Desarrollo de Uganda, 1998.

Bwegye, FAW La Agonía de Uganda, 1985.

Dicklich, Susan. "ONGs Indígenas y Participación Política". En Holger Bernt Hansen y Michael Twaddle, eds. Desarrollo de Uganda 145-158, 1998.

Furley, Oliver. "Retiro de Uganda de la turbulencia ?," Conflict Studies 196, 1986.

Gertzel, Cereza. "La continua búsqueda de paz de Uganda". Current History 89 (547): 205 - 228, 231 - 232, 1990.

Harlow, Vincent, y EM Chilver, eds. Historia de África Oriental, 1965.

Ingham, Kenneth. La fabricación de Uganda moderno, 1983.

Jorgensen, Jan Jelmert. Uganda: Una historia moderna, 1981.

Kabwegyere, TB La Política de Formación y Destrucción Estatal en Uganda, 3ª ed. 1995.

Kasfir, Nelson. El Enfrentamiento de la Arena Política: Participación y Etnicidad en la Política Africana, 1976.

-. "Tierra y campesinos en Uganda Occidental: Distritos de Bushenyi y Mbarara". En Holger Bernt Hansen y Michael Twaddle, eds. Uganda Now: Entre Decaimiento y Desarrollo, 1988.

Khadiagala, GM "Colapso del Estado y Reconstrucción en Uganda". En William I. Zartman, ed. Estados colapsados, 1995.

Livingstone, Ian. "Desarrollo de la industria en Uganda en los años noventa". En Holger Bernt Hansen y Michael Twaddle, eds. Desarrollo de Uganda, 1998.

Marquardt, Mark A. y Abby Sabina-Zziwa. "Reforma agraria en proceso". En Holger Bernt Hansen y Michael Twaddle, eds. Desarrollo de Uganda, 1998.

Mbowa, Rose. "Teatro para el Desarrollo: Empoderamiento de los Ugandeses para Transformar su Condición". En Holger Bernt Hansen y Michael Twaddle, eds. Desarrollo de Uganda, 1998.

Nsibambi, Apolo R. "La restauración de los gobernantes tradicionales". En Holger Bernt Hansen y Michael Twaddle, eds. Del Caos al Orden: La Política de Constitución en Uganda, 1996.

Omara-Otunu, Amii. Política y los militares en Uganda, 1987.

-. "La Dinámica del Conflicto en Uganda". En Oliver Furley, ed. Conflicto en África, 1995.

Roberts, A. "El subimperialismo del Baganda". Journal of African History 8 (3): 435 - 450, 1962.

Sathymurthy, TV El desarrollo político de Uganda, 1900-1986, 1986.

Southall, Aidan W. "Desorganización social en Uganda: antes, durante y después de Amin". Journal of Modern Africa Studies 18 (4): 627 - 656, 1980.

Tindigarukayo, Jimmy, K. "Uganda, 1979-85: Liderazgo en Transición". Revista de Estudios Africanos Modernos 26 (4): 607-22, 1988.

Twaddle, Michael, ed. Expulsión de una minoría, 1975.

Van Zwanenburg, RM A y Anne King. Una historia económica de Kenia y Uganda, 1800-1970, 1975.

Watson, Catherine. "Las mujeres de Uganda: un rayo de esperanza". Informe sobre África 33 (6): 32-35, 1988.

Welbourn, FB Religión y Política en Uganda, 1952-1962, 1965.

Werbner, Richard. Ritual Passage, Sacred Journey, 1989.

Banco Mundial. Uganda: Hacia la Estabilización y la Recuperación Económica, 1988.

-. Uganda: El impacto económico del SIDA, 1991.

-. Uganda: Memorando del sector agrícola, 1991.