Venezuela

Bandera de Venezuela

Orientación

Identificación. En 1499, como miembro del tercer viaje de Cristóbal Colón a América, Alonso de Ojeda realizó un primer reconocimiento de lo que hoy es la costa caribeña del norte de Venezuela. Ojeda nombró a esta región Venecia porque las casas indígenas estaban ubicadas sobre pilotes por encima de la corriente del río Orinico. Este nombre inicial evolucionó más adelante en el de Venezuela, que entonces fue utilizado para nombrar el territorio colonial bajo regla española como Capitanía General de Venezuela.
 
La población nacional de Venezuela es muy similar a la de la mayoría de los países sudamericanos, con una mezcla de una población indígena inicial, una gran afluencia española y una población significativa de ascendencia africana. También ha habido notables migraciones europeas y latinoamericanas en los últimos dos siglos. Sin embargo, incluso con estas diferentes poblaciones, Venezuela tiene una de las identidades nacionales más estables en el continente. Esta estabilidad nacional se debe probablemente a dos factores: (1) Venezuela tiene una presencia contemporánea extremadamente pequeña de comunidades indígenas para disputar la estabilidad nacional, y (2) hasta la década de los 90 Venezuela se jactaba de una economía nacional increíblemente fuerte.

Ubicación y Geografía. Venezuela se encuentra en la costa norte (Caribe) de América del Sur. Tiene una superficie de 912.050 kilómetros cuadrados y está bordeada por Guyana al este, Brasil al sur, Colombia al oeste y el Océano Atlántico y Mar Caribe al norte. En general, Venezuela suele dividirse en cuatro grandes regiones ambientales: la zona costera, la Cordillera de los Andes, los Llanos y las Tierras Altas de la Guiana.

La capital de Venezuela, Caracas, y todas las otras ciudades importantes se encuentran a lo largo de la costa. Históricamente la costa ha sido la zona más poblada del país y es donde vive la mayoría de la población de Venezuela hoy. El resto del país se conoce tradicionalmente como el interior (el interior). El extremo norte de la cordillera continental de los Andes se extiende por la parte más septentrional de Venezuela. Los habitantes andinos son retratados como conservadores y reservados, teniendo más en común culturalmente con otras poblaciones andinas que con el resto del país.

Los llanos son de lejos la región más grande del país, constituyendo un tercio del territorio. La región es principalmente grandes llanuras abiertas con pequeñas estribaciones hacia el norte, dividiendo la región en llanos bajos y altos. La población de la región se presenta típicamente como llanuras abiertas y accidentadas. Sin embargo, la población está lejos de ser homogénea, e incluso la lengua hablada en la región refleja todavía la influencia lingüística indígena y africana.

Al este, los llanos terminan en el Macizo Guayanés (Monte de Guyana), que es una de las formaciones rocosas más antiguas del mundo. La región al sur, la Guayana, también se conoce como La Gran Sabana, ya que se compone de sabanas y cumbres planas (conocidas como tepuis en la lengua indígena Pemón). Fue este ambiente el que sir Arthur Conan Doyle (1859-1930) inmortalizó en su épica, The Lost World. Más al sur está el Amazonas con su bosque tropical caliente y húmedo. La región del Amazonas está escasamente poblada, aunque incluye al 70% de la población indígena de Venezuela.

Demografía. Venezuela se compone principalmente de cuatro grupos: mestizos, o pardos, (ascendencia mixta europea e indígena), que comprende el 67 por ciento de la población; blanco (descendencia europea, principalmente español, italiano y portugués), 2l por ciento; negro (descendencia africana y caribeña), 10 por ciento; y el indio (nativos americanos), 2 por ciento. Estos grupos tienden a ser localizados regionalmente: Las ciudades son principalmente (pero no exclusivamente) habitada por blancos y pardos; Los indios ocupan el remoto interior de Guayan y Amazonas; y los negros viven a lo largo de la costa del Caribe. Al menos un cuarto de la población contemporánea de Venezuela está formada por inmigrantes, muchos de ellos ilegales.

Afiliación lingüística. El idioma oficial de Venezuela, el español, fue introducido en el territorio en el siglo XVI. Todavía hay veinticinco lenguas indígenas sobrevivientes pertenecientes a tres familias lingüísticas: caribes, arawak y chibcha. Una fuerte presencia lingüística africana también se hace sentir a lo largo de la región costera. Sin embargo, es el inglés el que poco a poco se está convirtiendo en el segundo idioma oficial del país. Como ciudadanos extremadamente modernos, los venezolanos sienten que es necesario hablar inglés con fluidez para fines culturales y comerciales. El auge petrolero de Venezuela también ha contribuido a un aumento en el uso del inglés, y muchas escuelas privadas usan el inglés en un plan de estudios bilingüe.

Simbolismo. El símbolo nacional más cohesionado es la imagen del principal combatiente independiente del país, el general Simón Bolívar (1783-1830). Bolívar lideró el movimiento militar que liberó a Venezuela ya los países vecinos de Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia de la dominación española. Las estatuas de él están presentes en casi cada ciudad y ciudad, y la moneda del país y el aeropuerto principal (así como muchas otras instituciones) se nombran después de él.

Los venezolanos son también una de las personas con más apariencia mental del mundo. Los venezolanos ponen un orgullo nacional extremo en su belleza física, moda y apariencia general. También expresan su orgullo por el hecho de que los concursantes venezolanos ganan o se colocan muy bien en los concurso anuales de belleza Miss World y Miss Universo. Aunque la belleza es predominantemente una preocupación para la población femenina, los hombres también han aumentado su conocimiento de los estándares de belleza, y un certamen de belleza masculino anual también se ha instituido. Esta preocupación por la belleza también se refleja en el crecimiento de los medios de televisión en el país. Venezuela fue uno de los primeros exportadores de telenovelas (telenovelas) al continente sudamericano y al mundo.

Otro símbolo simbólico nacional es la costa caribeña junto con su gran lago Maracaibo. El Lago de Maracaibo tiene aproximadamente 209 kilómetros de longitud y 120 kilómetros de ancho en su parte más ancha y está conectado directamente por un estrecho estrecho con el Mar Caribe. La costa y el lago reflejan la relación simbiótica del país con América del Sur y el Caribe. La costa caribeña, y sus imágenes de arena, sol y deleites placenteros, también apoya la segunda industria más grande del país, el turismo.

Historia y relaciones étnicas

Surgimiento de la Nación. La actual nación venezolana como tal apareció en 1829. Venezuela tenía tres breves configuraciones republicanas antes de 1829. La primera república venezolana fue una regla de corta duración forjada en 1810 por el venezolano Francisco de Miranda; Miranda se rindió a los españoles en 1812 y murió en el exilio en 1816. La segunda junta republicana (1813) fue conducida por Simón Bolívar mismo pero era tan efímera como la república inicial. Finalmente, Bolívar pudo derrocar al imperio colonial español en la batalla de Carabobo el 24 de junio de 1821 y proclamó a Venezuela parte de la República de Gran Colombia (que incluía a los estados contemporáneos de Colombia y Ecuador). Sin embargo, debido a los conflictos políticos internos ya la salud menguante de Bolívar, Venezuela se proclamó república independiente el 5 de julio de 1829.

Identidad nacional. Venezuela ha sido capaz de sostener una identidad nacional que debe mucho a su herencia colonial española. El país ha mantenido un ethos nacional (europeo) blanco y sus posiciones superiores se han asegurado típicamente para sus ciudadanos de piel más clara. Esta identidad de mentalidad europea ha formado parte de Venezuela desde su origen republicano inicial. Por ejemplo, en muchos de los escritos fundamentales de Bolívar, los indios, los pardos y los negros son referidos de manera paternalista y aconsejados benévolamente para entrar en el doblez civilizado moderno. Sin embargo, este ethos nacional particular no ha sido afectado por las comunidades pardo y negra, que en conjunto representan más de dos tercios de la población de Venezuela. Esta realidad demográfica en sí misma se refleja en las características culturales caribeñas y latinoamericanas, incluso frente a una ideología blanca central de la identidad nacional.

Relaciones étnicas. Los cuatro grupos culturales principales son muy orientados regionalmente: blancos y pardos son en su mayoría habitantes de la ciudad; Los indios viven en el Amazonas como región; y negros a lo largo de la costa caribeña. Estos grupos han mantenido una cantidad sorprendentemente pequeña de fricción étnica moderna considerando el control predominantemente blanco del país. Esta tendencia europanista también ha afectado significativamente a la gran población inmigrante de Venezuela.

En la década de 1840 y nuevamente durante los primeros años de la década de 1900, Venezuela siempre intentó atraer a los europeos a emigrar al país. Ambas campañas resultaron infructuosas, con inmigrantes españoles, italianos y portugueses acudiendo a Venezuela sólo después de la Segunda Guerra Mundial. Estos constantes intentos de atraer trabajadores calificados y "blanquear" a la población nacional fueron apoyados por propuestas del Congreso a fines del siglo XIX para prohibir la inmigración de asiáticos y negros.

Sin embargo, el grupo de inmigrantes más grande del país es colombiano, seguido muy de cerca por otros sudamericanos-ecuatorianos y chilenos- y caribeños, principalmente dominicanos y personas de las Antillas Menores. Desde la década de 1960, en gran parte debido al auge del petróleo, las restricciones oficiales de los inmigrantes a las poblaciones no blancas han terminado. Para entonces, sin embargo, el poder social estaba solidamente arraigado entre la élite blanca.

Urbanismo, Arquitectura y Uso del Espacio

El paisaje espacial de Venezuela está claramente delimitado entre lo urbano y lo rural. La ciudad de Caracas, con sus 4 millones de habitantes (casi un quinto de la población total del país) es el emblema de una élite moderna y de la existencia de estilo europeo. Mientras tanto, las granjas rurales de los llanos, los Andes y las tierras altas de Guyana representan un modo de vida agrícola con una estrategia de subsistencia más tradicional. La afluencia reciente de migrantes rurales (tanto de Venezuela como del exterior) ha impactado el paisaje urbano, especialmente dentro de los ranchos (vivienda urbana de bajos y medianos ingresos). Los ideales modernos y la creciente americanización de la cultura venezolana han disminuido cada vez más la presencia de las costumbres rurales tradicionales en los centros urbanos.

Esta mezcla de aspiraciones modernistas templadas con tradiciones locales, incluyendo restos arquitectónicos coloniales, ha creado un estilo venezolano único. Una expresión arquitectónica particular de esto es la construcción internacionalmente aclamada de la Universidad Central de Caracas, diseñada por el arquitecto venezolano Carlos Raúl Villanueva, con edificios asimétricos, grandes murales y esculturas.

Alimentación y Economía

Comida en la vida diaria. Los venezolanos tienen tres comidas principales: un gran desayuno, una gran cena (alrededor del mediodía) y una cena muy ligera por la noche. La hospitalidad venezolana es generalizada, por lo que se espera algo para beber y comer cuando se visita la casa de alguien. Las arepas, el alimento venezolano más distintivo, son espesos discos de harina de maíz precocida, ya sea fritos o cocidos al horno. Las arepas grandes, con una variedad de rellenos (el jamón y el queso son los más populares), se comen como aperitivos durante todo el día; arepas más pequeñas se sirven típicamente como compañeros laterales en todas las comidas.

Al igual que arepas son empanadas (pasteles fritos) y cachapas (un panqueque / crepe-como plato), que se rellenan con queso, jamón y / o tocino. Entre los otros platos principales venezolanos están el pabellón criollo, que consiste en frijoles negros, plátanos dulces fritos, arroz blanco y carne semi-desmenuzada ( carne mechada ), todo rematado con un huevo frito. También son populares pernil (asado de cerdo), asado (carne asada), bistec un caballo (filete con huevo frito), y chuletas de cerdo. Los zumos de fruta también son muy populares y también hay una gran variedad de ensaladas, aunque tradicionalmente se ven como un plato complementario, no un plato principal.

Los tequeños, largos rollitos rellenos de queso o chocolate caliente, toman su nombre de Los Teques, una ciudad a las afueras de Caracas. La bebida típica de los llanos, la chicha, está hecha de arroz molido, sal, leche condensada, azúcar, vainilla y hielo.

Economía básica. Que Venezuela fue hasta 1970 el mayor exportador de petróleo del mundo, diferenció positivamente su economía de otras naciones sudamericanas. Desde la década de 1940 los ingresos del petróleo se utilizaron de manera consistente para diversificar la industria nacional de Venezuela. Esta tendencia nacional ha afectado más significativamente a una fuerte política de exportación de minerales y al desarrollo de la energía hidroeléctrica. Sólo a mediados de los años setenta Venezuela pudo finalmente romper el control multinacional sobre su industria de petróleo y gas. Sin embargo, esta tendencia de las privatizaciones transnacionales regresó en la década de 1990, cuando una caída de los precios del petróleo, la recesión mundial, la inflación, el desempleo, la corrupción gubernamental y la falta de personal capacitado forzaron la revocación de la política nacionalizadora inicial. Una creciente deuda externa, así como un alto nivel de inmigración ilegal, sobrecargaron la turbulenta economía venezolana en el cambio de milenio. Venezuela ha respondido a estas circunstancias con un creciente apoyo y una continua diversificación de su industria, mayores productos agrícolas y una mayor explotación de sus recursos naturales.

Tenencia de la tierra y propiedad. Hasta la década de 1950 y 1960, cuando se implementaron los primeros proyectos de reforma agraria, la distribución de la tierra seguía siendo muy similar a la de los días coloniales, permitiendo que el 2 por ciento de la población controlara más del 80 por ciento de la tierra. La producción agrícola también está bastante subdesarrollada, con menos del 5 por ciento del territorio total dedicado a la agricultura. Todavía hay un gran grupo de agricultores tradicionales cosechando pequeñas parcelas familiares ( conucos ), con sus principales cultivos de maíz, arroz, café y cacao. Los grandes productores agrícolas ( fincas comercializadas ) se han beneficiado más de los fondos estatales y estatales, permitiéndoles utilizar grandes cantidades de mano de obra asalariada, fertilizantes e insecticidas, y también mecanizar su producción. También hay grandes fincas ganaderas , algunas más de 6.000 hectáreas (2.430 hectáreas), ubicadas en la vasta región de los llanos.

Industrias principales. Más de la mitad de la fuerza de trabajo de Venezuela se incorpora al sector de servicios de la economía, mientras que menos del 40 por ciento de la población se dedica a la producción agrícola o industrial. Venezuela tiene un sector industrial bastante diversificado, en gran parte debido a su reinversión de los recursos petroleros. El primer tipo de industria son las refinerías de petróleo y las propias plantas petroquímicas. Estos tienden a estar ubicados alrededor de Puerto Cabello (al oeste de Caracas) y en el estado de Zulia (el estado más occidental de Venezuela). La segunda industria más grande es la producción de bienes de consumo. Se han establecido estrategias de sustitución de importaciones para bienes como textiles, cuero, papel, neumáticos, tabaco, productos de ingeniería ligera y aparatos modernos. La industria automotriz también ha intentado, aunque con menos éxito, establecer su propia industria de montaje. El tercer tipo de industria es la producción de materiales industriales pesados ​​tales como hierro, acero y aluminio.

Comercio. El producto de exportación más lucrativo de Venezuela es el petróleo. Su principal socio comercial es Estados Unidos, con el cual ha podido mantener saldos comerciales favorables. Venezuela importa maquinaria, equipo de transporte, productos farmacéuticos, productos alimenticios, tabaco y bebidas de los Estados Unidos a cambio de su petróleo. Los otros principales socios comerciales de Venezuela son Holanda, Japón, Alemania, Francia, Italia, Brasil y Colombia.

División del Trabajo. La división principal del trabajo en el país es entre las poblaciones rurales y urbanas. De lejos, las ocupaciones rurales como la agricultura y la ganadería son consideradas menos sofisticadas. Este mismo ideal modernista contribuye a la división entre formas manuales y formas especializadas de trabajo. La población inmigrante ocupa la mayor parte de las formas de empleo menos lucrativas y menos lucrativas que los propios venezolanos evitan. Sin embargo, en los años noventa hubo una carencia significativa de trabajadores especializados locales; este fue uno de los principales factores que comprometieron seriamente la producción petrolera del país.

Estratificación social

Clases y castas. Venezuela no reconoce un sistema de castas oficial, si bien participa en una estructura de clase fuertemente definida que no está exenta de sus fuertes implicaciones de castas. El sistema de clases coloca la mayor parte del poder político y económico en manos de un grupo muy pequeño (menos del 10 por ciento de la población). La élite se compone de la población blanca tradicional; esto también proporciona a los inmigrantes blancos (europeos) una mayor oportunidad de participar en la riqueza económica de Venezuela. Mientras tanto, esta división racial / racial se siente más dramáticamente por los inmigrantes latinoamericanos de ascendencia africana e indígena, quienes se ven obligados a formar las filas más bajas de la sociedad venezolana.

Venezuela también desarrolló una gran clase media en el siglo XX principalmente como resultado de los ingresos del petróleo. La clase media, y en particular la gran clase media baja, fue afectada significativamente por la crisis social de los años noventa, que provocó disturbios en gran escala que causaron miles de muertes y el colapso del gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez.

Símbolos de la estratificación social. Las imágenes mediáticas de la belleza física y la moda son los símbolos más sobresalientes de la estratificación social. Cómo uno mira, qué uno usa, su profesión, y su riqueza son los marcadores más grandes del estado social. La preocupación del país por un ideal moderno de belleza y de higiene personal está estrechamente relacionada con un complejo colonial de idealización de la cultura europea (blanca). Ya que la Segunda Guerra Mundial, la cultura pop de Estados Unidos ha sido más atraída y imitada por los venezolanos. La reificación y encarnación de los ideales norteamericanos de belleza, géneros musicales y moda definen quién mantiene el mayor nivel de estatus social.

Vida política

Gobierno. El gobierno de Venezuela es de naturaleza federalista, compuesto por poderes ejecutivos, legislativos y judiciales. El poder ejecutivo está dirigido por un presidente elegido por la población que ocupa el cargo durante cinco años. El Poder Legislativo está compuesto por un Congreso que se divide en un Senado y una Cámara de Diputados. La Cámara de Diputados refleja la representación regional del país, mientras que el Senado tiene dos representantes de cada estado y el distrito federal de la capital. La institución judicial más alta de Venezuela es la de la Corte Suprema, cuyos miembros son elegidos por los representantes del Congreso.

Liderazgo y Funcionarios Políticos. En 1999, el Coronel Hugo Chávez Frías fue votado abrumadoramente como presidente de Venezuela. La elección de Chávez como presidente fue sorprendente porque recientemente había sido encarcelado por dirigir un fracasado golpe contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez. Pero Chávez puede ser mejor descrito como un caudillo (líder popular), es decir, un líder que expresa una naturaleza idiosincrásica y tiene un amplio apoyo popular. De hecho, hasta 1935 Venezuela había estado principalmente liderada por fuertes caudillos militares. No fue hasta 1969 que ocurrió la primera transición entre dos gobiernos democráticos elegidos popularmente.

Los dos principales partidos políticos son el Social Cristiano (COPEI) y la Acción Democrática (Acción Democrática) de izquierda, aunque el MAS (Movimiento al Socialismo) y Radical Cause (Causa Radical) también tienen seguidores populares. Sin embargo, la frágil estructura del partido político sigue siendo evidente en la elección de figuras fuertes de caudillo como Chávez y en su esfuerzo explícito por intentar desmantelar el sistema de partidos políticos.

Problemas Sociales y Control. Los mayores problemas en términos de malestar social son los que resultan de los delitos y disturbios tradicionales. Los delitos vienen en todas las formas y tamaños, desde el robo insignificante hasta la corrupción generalizada del gobierno. La mayoría de los delitos callejeros se comete de noche o en los barrios más pobres de los centros urbanos. Estos crímenes violentos, aunque cometidos a punta de arma o de cuchillo, tienden a ser fatales menos de lo que podrían ser. Hay, sin embargo, el uso generalizado de armas de fuego no sólo por la policía, sino también por los guardias privados y una parte significativa de la población masculina. Todo esto contribuye a los constantes tiroteos y persecuciones policiales, que producen un notable aumento de las heridas y la muerte. Al mismo tiempo, la policía y otros funcionarios del gobierno no tienden a obtener mucho afecto público, lo que sólo aumenta la dificultad de mantener el orden público. En la década de 1990, las crisis económicas también contribuyeron a las formas tradicionales de protestas y disturbios públicos. Desafortunadamente, tuvo su clímax durante el gobierno de Pérez cuando los enfrentamientos entre el pueblo y el ejército y la policía llevaron a más de mil muertos.

Actividad Militar. El ejército venezolano incluye unos ochenta mil miembros divididos en la marina, el ejército y la fuerza aérea. Tradicionalmente, el país ha mantenido bajos niveles de gastos de defensa, con un promedio del 1,5% de su producto interno bruto. Venezuela ha tenido continuos conflictos históricos con la vecina Colombia y Guyana, que se incendiaron en los años ochenta. Desde entonces, sin embargo, los militares se han preocupado menos por los conflictos internacionales que por el mantenimiento del orden político interno. Los militares también han sido llevados a investigar casos de secuestro de rescate, que han aumentado significativamente desde los años ochenta.

Organizaciones no gubernamentales y otras asociaciones

En sorprendente comparación con la mayoría de los países sudamericanos, Venezuela tiene una presencia insignificante de organizaciones no gubernamentales. Las dos áreas que más se benefician del apoyo internacional y local son la defensa del medio ambiente y los derechos humanos. El área alrededor del lago Maracaibo y las regiones amazónicas son las que se presentan más generalmente como necesitando la protección legislativa local. Mientras tanto, son también los grupos indígenas amazónicos, como los Yanomamo, quienes reciben la mayor cantidad de fondos internacionales para defenderse contra incursiones mineras privadas y gubernamentales en su territorio. Desafortunadamente, los Yanomamo han sido objeto de masacres genocidas, así como la amenaza constante de la destrucción de sus formas de vida tradicionales.

Papel y situación de género

División del Trabajo por Género. Los hombres abrumadoramente ocupan las más importantes posiciones políticas, económicas, sociales y religiosas en Venezuela. La división sexista sexista de género tradicional del trabajo está presente en Venezuela, con hombres ocupando los trabajos más exigentes físicos mientras que las mujeres son tradicionalmente relegados a trabajos domésticos o de servicio doméstico. En las zonas rurales, sin embargo, las mujeres y los hombres participan en la exigencia del trabajo físico, y los papeles occidentales son algo borrosos. La ganadería, sin embargo, sigue siendo una ocupación predominantemente masculina. Mientras tanto, la industria del concurso de belleza y la preparación de las mujeres para las competiciones internacionales parece sostener y subvertir las nociones occidentales tradicionales de las ocupaciones femeninas y masculinas. De esta manera, las hembras siguen siendo muy apreciadas como objetos de belleza, pero cada vez son más los hombres que se elevan a normas similares de objetivación sexual.

El estatus relativo de mujeres y hombres. Venezuela es una sociedad muy patriarcal que expresa su propia marca nacional de machismo. Aunque los hombres y las mujeres son legalmente iguales, todavía hay grandes diferencias en términos de salarios reales, libertad sexual y expectativas sociales. En la vida cotidiana, se espera que los hombres trabajen fuera del hogar, apoyen a la familia y prueben su virilidad con muchas relaciones heterosexuales. La tendencia modernista de seguir la cultura norteamericana, sin embargo, está creando conflictos con estas expectativas tradicionales de género. Las mujeres forman cada vez más parte de la fuerza laboral general, aumentando su posición económica y descartando la carga doméstica exclusiva del hogar y la crianza de los hijos.

Matrimonio, familia y parentesco

Matrimonio. Los venezolanos practican matrimonios abiertos, lo que significa que hay pocas restricciones legales mientras la persona se case con alguien del sexo opuesto y mayor de edad. En realidad, sin embargo, hay varias preocupaciones con respecto a quién debe involucrarse, particularmente en términos de distinciones de clase y raciales. Se espera y es predominante que la gente se case con otros de su mismo nivel de clase social o superior, incluyendo el estatus racial también. Lo ideal es generalmente casarse con alguien "más blanco" o al menos con el mismo estatus racial; lo contrario, aunque no completamente raro, se ve como ir en contra de la norma.

Unidad interna. En la sociedad venezolana la familia y el papel desempeñado por la madre son esenciales en el mantenimiento del tejido social. La mayoría de las personas tiende a vivir en familias nucleares (padres y hermanos), aunque los parientes extendidos (abuelos, tías, tíos y primos) viven tradicionalmente cerca. Cuando la migración ha producido una ruptura en la familia, los vínculos se mantienen estrechamente a través de cartas, llamadas telefónicas y correo electrónico. De esta manera no es sorprendente que los niños (tanto hombres como mujeres) vivan con sus padres hasta los veinteañeros o hasta que se casen y puedan mudarse por su cuenta. Se espera que los miembros de la familia hagan todo lo que esté a su alcance para ayudar y apoyar a todos los miembros de la familia: ayuda que puede ir desde la obtención de otros puestos de trabajo hasta hacer espacio para ellos en sus propios hogares.

Herencia. Las reglas de herencia se prescriben legalmente y no hay distinción importante en términos de género, clase o raza. Sin embargo, cuanto más alto es el estado, mayor es el éxito en la maniobra del complejo sistema jurídico y social de Venezuela.

Socialización

Crianza y Educación Infantil. Los niños son tradicionalmente atendidos por sus padres, aunque los familiares extendidos también pueden desempeñar un papel importante en la educación. En cuanto a la crianza de los hijos, la cultura nacional defiende los ideales occidentales de buena conducta, educación y competitividad. Además de esto, se espera una enorme cantidad de amistad, generosidad y buena naturaleza general de los niños a medida que crecen.

Venezuela ofrece educación gratuita y obligatoria hasta el doceavo grado para toda su población. En 1995, la alfabetización se estimó en más del 90 por ciento. Las escuelas privadas y católicas ofrecen una gran variedad de escuelas secundarias ( liceos ) principalmente en los principales centros urbanos. Estas instituciones privadas tienen mucho mejor reputación y son donde la mayoría de las clases media y alta envía a sus hijos.

Educación más alta. En general, sólo el 20-30 por ciento de la población de Venezuela sigue para obtener un título universitario. Desde los años cincuenta ha habido una creciente proliferación de universidades privadas, aunque de lejos las de mejor reputación son las públicas, como la Universidad Central de Caracas. Un título o título universitario (normalmente llamado carrera ) tradicionalmente toma entre cuatro y cinco años después de lo cual se obtiene el grado de licenciado (equivalente o superior a la licenciatura en artes en los Estados Unidos). Hay una serie de programas de maestría de posgrado, pero los doctorados en el Ph.D. nivel son bastante raros.

Etiqueta

Los venezolanos se caracterizan por su naturaleza saliente y gregaria. Este comportamiento extrovertido es visible en las formas tradicionales de saludo y en el lenguaje corporal de las personas. Al encontrarse con alguien, aunque sea por primera vez, es común dar dos besos, uno en cada mejilla; las mujeres saludan a hombres y mujeres de esta manera, mientras que los hombres sólo besan a las mujeres. Entre los hombres un fuerte apretón de manos es la costumbre y muchas veces esto es acompañado por la colocación de la otra mano en el lado para mayor énfasis. Un abrazo también se usa entre los hombres, especialmente si los hombres no se han visto por un tiempo. Estas formas de saludo masculino, sin embargo, se utilizan para personas de igual categoría e indican familiaridad y por lo tanto no se deben utilizar con alguien de estatus superior.

El lenguaje corporal entre los venezolanos es también mucho más fluido y penetrante. Las personas se paran muy cerca unas de otras mientras hablan y gesticularán con sus manos y cuerpos para hacer un punto. También es común que las personas se toquen entre sí para enfatizar aún más lo que dicen. Conversaciones amistosas también pueden parecer argumentos debido a su naturaleza ruidosa y libre. Mientras tanto, también hay un montón de lenguaje de señas único. Por ejemplo, señalar con el dedo se considera grosero y vulgar; es mucho más aceptable y ampliamente entendido si uno sólo señala con la boca. Al mismo tiempo, una versión más pequeña del símbolo "aceptable" suele entenderse como un insulto más que como un símbolo de acuerdo.

También hay una enorme cantidad de expresión pública del machismo. Las mujeres suelen regar con observaciones y miradas de hombres que quieren mostrar admiración y asombro por su belleza sexual. Este comportamiento, sin embargo, muy raramente va más lejos que un piropo (pequeña frase adulatoria) y cualquier tocar o pellizcar no es tolerado. Las mujeres tienden a ignorar la mayoría de estas observaciones y desde muy temprano aprenden a no reconocerlas públicamente (ya sea favorablemente o no).

Religión

Creencias religiosas. La mayoría de los venezolanos, al menos el 90 por ciento de la población, son católicos. Desde la década de 1980, las religiones protestantes han estado atrayendo a más seguidores, especialmente a los evangelistas y adventistas, y en menor grado, a los mormones. También hay importantes comunidades judías en Caracas y Maracaibo; estas comunidades se agrupan tradicionalmente bajo las banderas de la Asociación Israelita Venezolana y la Unión Israelita de Venezuela. Venezuela también tiene un número menor de practicantes islámicos.

La mayoría de las prácticas religiosas indígenas se perdieron con la diezmación de la población nativa americana y las pocas poblaciones indígenas supervivientes practican sus tradiciones religiosas en completo aislamiento de la cultura nacional. Aunque la religión indígena no sobrevivió intacta, muchos venezolanos participan en una práctica religiosa simbiótica conocida como el culto de María Lonza ( culto que significa más práctica religiosa que culto). Este culto tiene su base en la colina de Sorte, cerca de la pequeña ciudad de Chivacoa, justo al este de la ciudad occidental más grande de Barquisimeto. María Lonza es retratada como una bruja / curandera venezolana que nació de un padre indio y una madre criolla española. Ella es tradicionalmente representada con otras dos figuras, la de un negro capataz, el Negro Felipe, y de un cacique indio (jefe), Guaicapuro. Los tres juntos son tradicionalmente referidos como los Tres Poderes (Tres Poderes).

Otra interesante creencia religiosa compartida por los venezolanos es la veneración por la figura del Dr. José Gregorio Hernández. Este médico venezolano, que vivió a fines del siglo XIX, fue recientemente venerado por el Vaticano pero aún no es oficialmente reconocido como un santo por la iglesia. Sin embargo, esto no ha disuadido a un amplio seguidor en Venezuela (y otros países latinoamericanos) que proclama al Hermano Gregorio (como se le conoce) un curador milagroso que en realidad opera y cura a la gente mientras duerme.

Rituales y lugares santos. El catolicismo practicado en Venezuela sigue mucho las pautas de la jerarquía romana. Las misas se celebran todos los días, pero la asistencia es obligatoria sólo los domingos. Desde el Concilio Vaticano II las masas ya no se dicen en latín, sino en español, y el sacerdote (los hombres solamente) se enfrenta ahora al público en lugar de celebrar el ritual de espaldas a ellos. Se cree que la misa recrea la última cena de Jesús con sus apóstoles antes de su crucifixión, y se cree que el ritual en sí mismo transforma el pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Cristo, para que todos participen de pecado mortal. Hay iglesias católicas en toda Venezuela con las más impresionantes catedrales ubicadas en Caracas y otras ciudades importantes. En las ciudades más pequeñas, sin embargo, también hay iglesias con un gran estilo arquitectónico colonial: estas iglesias tuvieron mayor importancia durante el período colonial de Venezuela que ahora.

Los rituales principales asociados con el culto de María Lonza implican a los practicantes principales que caen en trances a través de la música hipnótica, bailando, bebiendo del ron, y pintándose ellos mismos con diversos tintes del color. Durante estos trances "ven" lo que está en la psique del suplicante y lo que el futuro les ha reservado. A pesar de que este culto tiene un fuerte origen rural y afro-indígena, no es raro ver practicantes de todos los orígenes y clases sociales involucrados. También hay una estatua de María Lonza desnuda montada en un tapir en el centro de Caracas.

La Muerte y el Más Allá. La creencia de los venezolanos en la vida futura sigue a la creencia católica romana en el infierno (para los que eran malvados en la vida), el purgatorio (para los que todavía necesitan hacer penitencia por sus pecados) y el cielo (para aquellos sin ninguna culpa). Incluso las prácticas sincréticas de María Lonza y San Gregorio se entrelazan con esta comprensión católica de la muerte y el mundo posterior. En las prácticas de María Lonza y San Gregorio, sin embargo, ambos también expresan la posibilidad de comunicarse con espíritus y deidades muertos. Estas creencias en el establecimiento de una conexión real con el mundo más allá de la muerte están más cerca de las creencias de las religiones basadas en África como el vudú que a las del cristianismo.

Medicina y Salud

El sistema de salud de Venezuela cuenta con una gran variedad de hospitales y clínicas públicas y privadas. A pesar de que la cobertura de salud del país es mejor que la de la mayoría de los países sudamericanos, su sistema público aún está lejos de ser ejemplar. Los hospitales públicos suelen tener largas filas y períodos de espera, y tienden a ser insuficiente (hay una escasez particular de enfermeras) con el personal que tienen un exceso de trabajo. Las clínicas privadas, sin embargo, están bastante bien operadas, y las personas que pueden permitirse el lujo de obtener algunos de los mejores cuidados médicos en el mundo. Al igual que otras naciones occidentales "desarrolladas", la mayoría de las muertes en Venezuela se deben a ataques cardíacos, cáncer y accidentes mortales. El SIDA también está presente, pero todavía no es una epidemia importante como en los Estados Unidos o en ciertos países africanos.

En general, la tasa de mortalidad es de cuatro por cada mil, mientras que la tasa de natalidad es de veintinueve por cada mil. La mayoría de las enfermedades tropicales y del tercer mundo tradicionales han sido erradicadas en Venezuela, aunque la mortalidad infantil sigue siendo mucho mayor que en la mayoría de los países europeos. Aunque la medicina occidental es el modo más popular de la atención de la salud, otras tradiciones no occidentales están sorprendentemente presentes. Sobreviviendo en muchos sistemas de creencias rurales, los remedios herbarios (incluyendo el frotamiento del cuerpo con las plantas mientras que dice ciertas oraciones) todavía se cree extensamente para curar dolencias no tradicionales tales como el mal de ojo y varias aflicciones emocionales.

Celebraciones seculares

Hay varias fiestas importantes y oficialmente reconocidas en Venezuela con excepción del Año Nuevo y Navidad. El carnaval es de lejos una de las tradiciones venezolanas más vivas. Este día de fiesta cae en los tres días antes del Miércoles de Ceniza (en el calendario católico). Normalmente significa un éxodo de vacaciones de Caracas y otras ciudades a la costa caribeña de Venezuela e incluso a Trinidad (una isla de la costa noreste de Venezuela), que es famosa por sus celebraciones de Carnaval. En los pueblos costeros Carnaval significa fiesta en general con un montón de beber y bailar, desfiles con los bateristas y la gente en trajes, y un nivel generalmente mayor de matices sexuales.

Otras fiestas importantes son el cumpleaños de Bolívar (24 de julio) y el Día de la Independencia de Venezuela, que se celebra el día de la victoriosa batalla de Carabobo (24 de junio). El Día de la Raza (Día de la Raza) se celebra el 12 de octubre con desfiles. Este día también tiene un gran significado religioso para los seguidores de María Lonza. Venezuela también celebra una serie de fiestas religiosas que conmemoran la aparición de la Virgen María (o de un santo) a un campesino indio / campesino o la milagrosa protección de la ciudad de una epidemia o desastres naturales. Las fiestas más famosas son: la Fiesta del Corpus Christi en San Francisco de Yare, la Fiesta de la Divina Pastora en Santa Rosa y la Fiesta de San Juan Bautista, celebrada por el ritmo rítmico extenso y el baile en Caracas y otras partes del país.

Las Artes y Humanidades

Apoyo a las Artes. Desde los años veinte el Estado venezolano ha invertido en el desarrollo y mantenimiento de una cultura nacional a través de las artes. Las dos áreas que más se han beneficiado de este apoyo han sido la literatura y la música. Caracas cuenta con una orquesta sinfónica financiada públicamente que juega no sólo los géneros clásicos sino también el género más nacionalista de joropos. El estado también apoya varios museos que albergan parte de la producción artística nacional. Los tres primeros son: el Museo de Bellas Artes, que fue fundado en 1938; el Museo de Arte Colonial, que se encuentra en una casa del siglo XVIII; y el Museo de Ciencias Naturales, que fue fundado en 1940 y alberga más de quince mil exposiciones. Los tres están ubicados en Caracas.

Literatura. Muy pocos artistas venezolanos son conocidos fuera de las fronteras nacionales. Excepciones a esto en la literatura incluyen los escritores Rómulo Gallegos y Arturo Uslar Pietri. Gallegos en la primera parte del vigésimo siglo y Pietri en la segunda mitad trabajaron dentro de una tradición continental del nostálgico y de la escritura nacional sobre la naturaleza de la identidad venezolana / americana.

Artes graficas. Arquitectos como Carlos Raúl Villanueva han ganado fama internacional, mientras que otros arquitectos como Enrique Hernández, Enrique Zubizarreta y José Castillo también son ampliamente reconocidos por sus diseños.

Artes escénicas. En música, Venezuela ha producido una de las bandas de salsa más importantes del mundo en la persona de Oscar D'Leon, cuya música se ha convertido en emblemática de la tradición de este género incluso en Puerto Rico y Nueva York (las fuentes originales de la salsa). La diva del mundo Mariah Carey es la hija de un hombre afro-venezolano.

El estado de las ciencias físicas y sociales

La investigación científica real realizada en Venezuela no ha sido significativamente registrada fuera de sus fronteras nacionales. El país incluye universidades de alta calidad e instituciones de investigación como la Academia Nacional de Historia, la Real Academia de la Lengua y la Universidad Central de Caracas. Curiosamente, las investigaciones iniciales se remontan a los años 1800 con el trabajo médico del Dr. José Gregorio Hernández, que contribuyó en gran medida a la configuración actual del Ministerio de Salud. Un intenso espíritu de investigación sigue vivo, si no continentalmente diseminado. Un pequeño ejemplo de estos son los trabajos históricos de eruditos como Iraida Vargas y Mario Sanoja.

Bibliografía

Alfonso, Alejandro. El caso venezolano. Chasqui 3, 1983.

Allen, Loring. Desarrollo económico venezolano: un análisis político-económico, 1977.

Baguley, Kitt. Choque cultural: Venezuela, 1999.

Baloyra, Enrique A. y John D. Martz. Actitudes políticas en Venezuela: clivajes societales y opinión política, 1979.

Bermúdez, Manuel. La ficción narrativa en radio y televisión, 1984.

Betancourt, Rómulo. Venezuela: Petróleo y Política, 1979.

Blanck, David Eugene. Venezuela: La política en un país petrolero , 1984.

Boulton, Alfredo, et al. Arte de Venezuela, 1977.

Braveboy-Wagner, Jacqueline Anne. La disputa fronteriza entre Venezuela y Guyana: el legado colonial de Gran Bretaña en América Latina, 1984.

Bustamante, Edgar, ed. Maravillosa Venezuela, 1987.

Cabrera Sifontes, Horacio. El profeta Enoch: Su travesía por Guayana en el año de la humadera, 1982.

Coronel, Gustavo. La nacionalización de la industria petrolera venezolana desde el éxito tecnocrático hasta el fracaso político, 1983.

Coronil, Fernando. El Estado Mágico: Naturaleza, Dinero y Modernidad en Venezuela, 1997.

De Grummond, Jane Lucas. Renato Beluche, Smuggler, Prviateer y Patriot, 1780-1860, 1983.

De Janvry, Alain, et al. La factibilidad política del ajuste en Ecuador y Venezuela, 1994.

Doyle, Sir Arthur Conan. El Mundo Perdido, 1912.

Ellner, Steve. El Movimiento al Socialismo (MAS) de Venezuela: De la derrota de la guerrilla a la política innovadora, 1988.

Ewell, Judith. Venezuela: Un Siglo de Cambio, 1984.

Gallegos, Rómulo. Canaima, 1997.

-. Doña Barbara, 1997.

García Márquez, Gabriel. El General en Su Laberinto, 1990.

Goodman, Louis W. Lecciones de la experiencia venezolana, 1995.

Herman, Donald L. Democracia Cristiana en Venezuela, 1980.

Levine, Daniel. Religión y Política en América Latina: La Iglesia Católica en Colombia y Venezuela, 1981.

Lieuwen, Edwin. Venezuela, 1985.

Lombardi, John. Venezuela: La búsqueda del orden, el sueño del progreso, 1982.

Lombardi, John, alemán Carrera Damas, y Roberta E. Adams. Historia venezolana: una bibliografía integral de trabajo, 1977.

Martz, John D., y David J. Myers, eds. Venezuela: La experiencia democrática, 1986.

Muñoz, Carlos C. Televisión, violencia, y agresión, 1974.

Naim, Moisés. Paper Tigers and Minotaurs: La Política de las Reformas Económicas de Venezuela, 1993.

Oviedo y Baños, José de. La Conquista y Colonia de Venezuela, 1723.

Peeler, John A. Democracias latinoamericanas: Colombia, Costa Rica y Venezuela, 1985.

Pollak-Eltz, Angelina. "La Familia en Venezuela". En Man SinghDas y Clinton J. Jesser, eds. La Familia en América Latina, 1980.

Quintero, Rodolfo. Antropología del petróleo, 1972.

Ramón y Rivera, Luis Felipe. La música popular de Venezuela, 1976.

Randall, Laura. La Economía Política del Petróleo Venezolano, 1987.

Rodwin, Lloyd. Planificación del crecimiento urbano y desarrollo regional: la experiencia del programa Guayana en Venezuela, 1969.

Salcedo Bastardo, JL Historia fundamental de Venezuela, 1982.

Sanoja, Mario e Iraida Vargas. Antiguas formas y modos de producción Venezolanos, 1974.

Siso, Carlos. La formación del pueblo venezolano: Estudios sociológicos, 1941.

Tugwell, Franklin. La Política del Petróleo en Venezuela, 1975.

Tulchin, Joseph S. y Gary Bland. Venezuela en la Estela de la Reforma Radical, 1993.

Uslar Pietri, Arturo. De una a otra Venezuela, 1985.
-. Las lanzas coloradas, 1995.

-. Venezuela en seis ensayos, 1995.

Vargas Arena, Iraida. Arqueología, ciencia, y sociedad, 1990.

Vázquez Carrizosa, Alfredo. Colombia y Venezuela: Una historia atormentada, 1987.

Vegas, Federico. Venezolano Vernacular, 1985.

Wright, Winthrop R. Café con leche: Carrera, Clase e Imagen Nacional en Venezuela, 1990.

Zahm, John Augustine. Por el Orinoco y por el Magdalena, 1910.