Retablo

Retablo, pared ornamentada o pantalla que se levanta detrás del altar mayor de una iglesia, formando un fondo para ella. Puede colocarse contra la pared del ábside en el extremo o directamente detrás del altar, como en ciertas iglesias inglesas donde sirve para separar el coro y el retrochoir. Llamado dosal, o dorsal en su forma más temprana, era un tapiz o un tejido ricamente bordado suspendido detrás del altar. En los siglos XI y XII. el retablo era generalmente una pantalla de oro, plata o marfil adornada con esculturas en relieve. Se convirtió en una característica arquitectónica permanente en el gótico tardío en Inglaterra y en el Renacimiento en España, donde se lo veía como una estructura decorativa noble que ocupaba todo el ancho del coro. Las esculturas en relieve de la Pasión y las figuras de ángeles y santos estaban rodeadas por un rico entramado de pilastras y pináculos. Especialmente ornamentados fueron los ejemplos de mármol y alabastro en España y los de madera policromada y dorada en las iglesias barrocas de México. El retablo de Italia y Alemania eran principalmente pinturas religiosas dentro de un marco arquitectónico.

Retablo
Adoración de los Reyes Magos. Gentile da Fabriano, Galería Uffizi, Florencia. Italia.