Gran Diosa Madre

Gran Diosa Madre, en las antiguas religiones del Medio Oriente, diosa madre, el gran símbolo de la fertilidad de la tierra. Fue adorada con muchos nombres y atributos. Se conocen cifras similares en todas partes del mundo.Esencialmente, se la representaba como la fuerza creadora de toda la naturaleza, la madre de todas las cosas, responsable particularmente de la renovación periódica de la vida. Las formas posteriores de su culto implicaban la adoración de una deidad masculina, considerada de diversas formas como su hijo, su amante o ambos (por ejemplo, Adonis, Attis y Osiris), cuya muerte y resurrección simbolizaban los poderes regenerativos de la tierra. Aunque la Gran Madre era la figura dominante en las antiguas religiones del Medio Oriente, también fue adorada en Grecia, Roma y Asia occidental. En Frigia y Lidia se la conocía como Cibeles; entre los babilonios y los asirios fue identificada como Ishtar; en Siria y Palestina apareció como Astarté; entre los egipcios se la llamaba Isis;en Grecia fue adorada de diversas formas como Gea, Hera, Rea, Afrodita y Deméter; y en Roma fue identificada como Maia, Ops, Tellus y Ceres. Sin embargo, incluso esta lista no está completa. Muchos atributos de la Virgen María la convierten en el equivalente cristiano de la Gran Madre, particularmente en su gran beneficencia, en su doble imagen de madre y virgen, y en su hijo, que es Dios y que muere y resucita.

Comentarios